Noticias
Cargando...

Merman los pedidos de créditos UVA por cuotas más pesadas

El sueño de la casa propia pareciera estar cada vez más lejos para algunos. Si en un momento circulaba por la cabeza la idea de tenerla a través de un préstamo, hoy esa opción pareciera que está más relegada. Si bien una de las opciones con las que contaban los interesados eran los créditos por Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), la inestabilidad del mercado genera que muchos duden en ingresar en más cuentas.
Aunque en los UVA el dólar no tiene impacto directo porque el crédito se ajusta por inflación, sí alimenta a los índices inflacionarios.
Tal es así que se notó una merma en los pedidos de los créditos UVA, como así también disminuyeron las consultas para comprar casas o terrenos, aunque inmobiliarios aseguraron que en Posadas se siguen comercializando aquellos que conservan precios razonables.

Según estiman desde las entidades bancarias y las inmobiliarias, la baja se debe a que los clientes esperan y analizan si se pueden financiar de otra forma la compra o si es conveniente postergar la inversión por un tiempo.

Incluso, con la intención de que los inmuebles no varíen los precios de manera exagerada a raíz del movimiento del dólar, inmobiliarios de todo el país analizan la posibilidad de comenzar a tasar en UVA.

Lo que sucede es que, debido a la inflación que se viene acumulando durante el año, la devaluación del peso se va acentuando y, por ende, la acompaña la pérdida del poder adquisitivo. Por ello, quienes estaban interesados en obtener una ayuda económica por parte de un banco, hoy lo dudan ya que no saben cómo se comportará la economía en los próximos años. Aunque -por otro lado- están los corajudos, quienes auguran que la situación mejorará en los próximos años, por lo tanto decidieron solicitar la ayuda económica.
Desde las entidades bancarias que operan en Posadas, expusieron a El Territorio que “bajó la demanda de los préstamos hipotecarios para vivienda porque los precios de las casas subieron mucho”. 

Por ello, al mantenerse en alta los precios de las viviendas, no resultan suficiente los montos a los que pueden acceder los solicitantes con los ingresos actuales.

Asimismo, indicaron que en algunos casos los precios por viviendas son muy altos a comparación de otras ciudades.
Según muestran los simuladores para acceder a un crédito UVA, con una solicitud de 500.000 pesos a pagar en 120 meses, se debería contar con un ingreso de unos 35.000 pesos y el 20 por ciento del sueldo estaría afectado al pago de la cuota, lo que representaría 7.100 pesos. Mientras, para acceder a 700.000 pesos a pagar en 120 meses, el ingreso debería rondar los 45.000 pesos y las cuotas serían de 10.000.

Al respecto, el economista misionero Alejandro Rodríguez esbozó que hay tres tipos de personas que pueden ser objeto de análisis al momento de hablar de la obtención de créditos.

Por un lado, están los que piensan en sacar un préstamo de estas características. “A este se le endureció la barrera de ingreso para acceder, porque antes el crédito UVA daba una mayor fortaleza, ya que al ser ajustable por inflación tenían una barrera de ingresos muy bajas, pero hoy en día con el endurecimiento financiero que hubo se necesita justificar un mayor ingreso para acceder a una vivienda estándar”, deslizó.

Otro tipo de persona es la que se encuentra realizando los trámites para acceder al préstamo. Por lo tanto, primero solicita información, luego presenta la documentación y debe esperar hasta que el banco dé el visto bueno de la calificación, pero el trámite completo suele llevar un par de meses.

En consecuencia, Rodríguez señaló que “suelen pasar unos tres a cuatro meses, por lo que es un tiempo largo, por lo tanto el problema que se presenta es que la suba del tipo de cambio puede generar que esa persona se quede afuera de la operación”. 
En este punto, agregó que “el banco te da pesos, pero si la compra del bien está dolarizada el precio variará y el banco dará la misma cantidad de pesos que aprobó en la calificación, por ello la diferencia de pesos va a tener que juntar la persona de algún otro lado para completar lo que necesita”.

Por último, se posiciona quien ya obtuvo el crédito, por lo cual no tiene problema con el tipo de cambio, ya que el dilema se presenta al momento de comprar el inmueble. “Con todo este problema del tipo de cambio, a esa persona se le licuó la propiedad -en dolares-”, dijo el economista. 

Al momento, ejemplificó que “al solicitante le dieron tantos pesos para pagar una propiedad cuando, por ejemplo, el dólar estaba en 20,50 pesos y ahora está el doble, por ello se licuó esta propiedad, pero hay que tener en cuenta que el mayor problema será la inflación porque los índices seguirán subiendo y bastante”.

En lo que se refiere a los índices inflacionarios, desde el mismo gobierno nacional, proyectaron que estaría en el orden del 42 por ciento, pero los salarios crecieron muy por debajo de ese número. En algunos casos, los sueldos sólo tuvieron un crecimiento del 15 al 20 por ciento.

“Esto significa que será mucho más duro, porque se terminará destinado más dinero del ingreso mensual del que se tenía previsto, esto se debe que al mejorar el salario muy por debajo de la inflación, la cuota aumentará en torno a la inflación, pero no así el sueldo”.
Asimismo, añadió que “lo que se debe analizar es la situación salarial en los siguientes 20 o 30 años, en un país que es inflacionariamente crónico, por lo tanto se lo puede considerar un riesgo muy alto”. 
Detalló que, al momento de lanzarse los créditos en 2016, la Unidad de Valor Adquisitiva (UVA) era de 14,05, pero en la actualidad valen casi un 80 por ciento más.

“Es decir que se está hablando de una suba en las cuotas de aproximadamente un 30 por ciento anual, con lo cual es difícil que el salario alcance esa suba”.

Tasa de inmuebles en UVA

En lo que se refiere a las consultas por inmuebles, Pablo Daviña, de Daviña Inmobiliaria, sostuvo que mermaron, pero aquellos que todavía conservan precios razonables se siguen comercializando. Se trata de terrenos que cuestan entre 500.000 y 700.000 pesos y que cuentan con una buena ubicación.

Indicó que se realizan ventas a través de los créditos UVA. Sin embargo, mermó un poco: “Hubo un freno en la economía, pero el inmueble que está en precio se vende”, reconoció. 
A la vez, subrayó que “aquellos que subieron desproporcionadamente el precio no van a vender porque nadie puede soportar una suba tan grande”. 

En este punto, remarcó que “el inmueble no se debe manejar por el dólar, por lo tanto el que le siguió a la divisa o tasó en dólares cometió un error”. Y adicionó que “a los inmuebles hay que manejarlos en pesos, por eso hay una propuesta para que en todo el país las tasas de los inmuebles sean en UVA, entonces la tasación va a ir conforme a la inflación”.
Esbozó que, en una reunión la semana pasada, desde la Cámara Inmobiliaria analizaron la posibilidad de cambiar las tasaciones y hacerlas en paridad de UVA.

Sentenció que “es lo más razonable que hay en la actualidad para acompañar un proceso de incremento de precios con una lógica cierta y confiable”.
Aseguró que se trata de un ejercicio que primero deben aprender los empresarios inmobiliarios, para después explicar a los propietarios.


Por otro lado, ejemplificó que en Chile llevaron adelante un sistema parecido de tasación. “En su momento cuando tuvieron una gran inflación utilizaron las Unidades de Fomento”, manifestó.

Por ello, aseguró que “si se empieza a pensar de esta manera y el mercado lo lleva adelante va a ser una buena alternativa para acompañar la crecida”.

En tanto, expuso que “quedará por ver es cómo se instrumentará esta idea, ya que una ley exige la expresión en una moneda de curso legal”. Y agregó: “Todavía nos queda ver eso, sobre todo para no tener sanciones”.




Menos empleo para la construcción

El último informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) señaló que durante junio se registraron 420.740 puestos de trabajo en la construcción en el país. Un número que representa una caída del 1,2 por ciento con relación a mayo de este año y de 2,9 por ciento en la comparación interanual, según consignó el diario Perfil. 
El informe también advierte que “la reducción mensual del empleo se verificó a lo largo de todo el territorio nacional, y que son 20 las jurisdicciones que dieron cuenta de un volumen de ocupación inferior al correspondiente a mayo último”. 
La construcción es considerada uno de los motores de la economía y gran generador de empleo. El gobierno nacional ya había corregido a la baja las expectativas de crecimiento y comunicado un recorte para la obra pública. 
En todo el país, el sector está en alerta, ya que son muchos los puestos de trabajo que se están perdiendo, sobre todo, por falta de la obra pública.

42%

Inflación 2018 .
Días atrás, desde el gobierno nacional habían proyectado que los índices inflacionarios estarían en este orden.

Fuente: El Territorio Online
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas