Noticias
Cargando...

Ordenan a una prepaga suministrar cannabis medicinal a un niño

Un fallo que dará que hablar. El Juez Federal, José Luis Casals determinó que la prepaga OSDE debe hacerse cargo del tratameinto con aceite de cannabis de un niño.

En un fallo que tendrá repercusión nacional, el doctor José Luis Casals, juez Federal de Posadas, hizo lugar a un amparo obligando a la prepaga Osde a hacerse cargo de los gastos del tratamiento de un menor. Más allá de lo específico de la práctica, queda de manifiesto la tutela jurisdiccional para casos en los que las obras sociales no dan eficaz respuesta a sus afiliados. El precedente que marca la resolución del magistrado es un dato a tener en cuenta en situaciones extremas, estando habilitados los defensores oficiales de los juzgados federales a tramitar los reclamos que no sean satisfechos en tiempo y forma o, en su caso, los defensores provinciales o abogados particulares.
En el Juzgado Federal de 1ª Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y Contencioso se ocuparon de un caso novedoso, tal lo considerado por el magistrado, José Luis Casals, en el que un niño de 2 años, que padece un retardo del desarrollo, epilepsia y síndrome epiléptico sintomático con localizaciones focales y parálisis cerebral infantil, requiere de un costoso tratamiento que fuera desconocido por la Organización de Servicios Directos Empresariales (Osde).
Ante ello, la familia recurrió a la Justicia para que el Estado y la prepaga le garanticen el tratamiento adecuado de salud para su hijito.
Para ello presentaron un recurso de amparo contra el Ministerio de Salud de la Nación y contra Osde, a fin de que condene a tomar las medidas pertinentes hasta obtener el tratamiento médico con aceite de cannabis con cobertura total.
Dejaron en claro que dicho aceite está indicado para la enfermedad que padece el menor (epilepsia refractaria), la cual se encuentra asociada a un retardo del desarrollo, epilepsia y síndrome epiléptico sintomático con localizaciones focales y parálisis cerebral infantil.
El niño, que tiene dos años, padece desde su nacimiento un “retardo del desarrollo, síndrome epiléptico sintomático relacionado con localizaciones focales parciales y parálisis cerebral infantil”, y en su momento, se inició el tratamiento médico y farmacológico en el que el menor fue sometido al uso de más de seis medicamentos de provisión autorizada, sin tener ninguna mejoría y por el contrario, experimentó un agravamiento de su estado de salud, ya que esto le produjo epilepsia refractaria al tratamiento farmacológico.
TRÁMITES
A los fines de obtener una adecuada atención, se tramitó ante el Ministerio de Salud de la Provincia de Misiones el certificado único de discapacidad y la Junta Médica corroboró la patología padecida por el menor.
Ante los intentos fallidos con la medicación convencional, la neuróloga que atiene al pequeño en el hospital Italiano, prescribió y transcribió a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) la provisión de aceite de cannabis, medicamento de uso compasivo permitido por el organismo.
Este insumo no se fabrica ni comercializa en el país, por lo que debe ser importado y solicitado al laboratorio Grown and Made in Colorado USA.
Una vez realizado los trámites de rigor, se requirió a Osde la autorización y cobertura, pero la prepaga rechazó amparándose en el hecho de no estar nomenclada conforme la Resolución Nº 310/04 del Ministerio de Salud de la Nación.
Ante dicha negativa y ante la necesidad de proporcionar al niño una mejor calidad de vida, los padres procedieron a la compra de la medicación por cuenta propia, abonando la suma aproximada de 848 dólares (unos 21.000 pesos).
La condición económica de la familia dificulta hasta la imposibilidad el poder conseguir periódicamente el medicamento. Lamentando el hecho de no poder asegurar esta continuidad, debido a la mejoría que mostró el niño.
EXCUSA DE OSDE
Osde se escudó señalando que resulta algo novedoso este tipo de tratamiento, por lo que consideraron que no les corresponde la cobertura ni la provisión. Alegando además que el medicamento solicitado no se encuentra en el Plan Médico Obligatorio ni aprobado por la Anmat, haciendo hincapié en que “se desconocen los resultados adversos o contraindicaciones y solamente puede ingresar al país mediante el Régimen de Acceso de Excepción a Medicamentos no registrados, a través de un trámite a llevar a cabo por el mismo paciente. También argumentaron que la no comercialización dificulta aún más la obtención en laboratorios y droguerías. Y para colmo remarcaron que no acreditaron que el pequeño esté inscripto en el programa.
ANTECENDENTES A FAVOR
El juez Federal, José Luis Casals, en su considerando dejó en claro que siquiera debe discutirse la condición de afiliado de Osde del niño, como así tampoco la enfermedad que padece y su consecuente discapacidad, al igual que la evidente mejoría descrita por sus padres gracias al uso del aceite de cannabis, subrayando un párrafo del alegado de los mismos donde aseguraron “la reducción del 50 por ciento de la crisis”.
Lo que está en debate es la obligación de la prepaga de otorgar la cobertura integral. De esta manera, el magistrado mencionó la legislación vigente que ampara al chico, indicando la Constitución nacional, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño, así como la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad.
Casals hizo hincapié en la Ley Nº 24.901 y la Ley Nº 25.404, donde establecen que los pacientes epilépticos tienen derecho a recibir asistencia médica integral y oportuna. Lo mismo hizo con la Ley 27.350 sobre el Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, que en su artículo 7, además, instala que “la Anmat permitirá la importación del aceite cannabis y sus derivados cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente”, indicando además que “la provisión será gratuita para quienes se encuentren incorporados” en el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso de Medicina de la Planta de Cannabis. Además adosó la resolución (1537-E/2017) del Ministerio de Salud de la Nación, que en septiembre de 2017 dictó que “las personas que padezcan epilepsia refractaria y a las que se prescriba el uso de cannabis y sus derivados”.
LO RESUELTO
En su fallo, el Juez Federal hizo lugar al amparo y ordenó a Osde arbitrar los medios necesarios para suministrar la cobertura integral del aceite de cannabis.
Para que no se den inconvenientes en el tiempo, también requirió que la madre del niño comunique mensualmente al Juzgado los trámites de inscripción en el Registro Nacional de Pacientes en Tratamiento. Una vez inscripto, la prepaga cesará de la obligación.
(Economis)
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas