Noticias
Cargando...

Temer cambia y nombra a un general como ministro de Defensa de Brasil

Se trata de Joaquim Silva y Luna que ingresó en el Ejército en 1969 y tiene un doctorado en ciencias militares.
Se trata de Joaquim Silva y Luna que ingresó en el Ejército en 1969 y tiene un doctorado en ciencias militares.

No ocurría desde hacía 20 años y había sido una conquista del ex presidente Fernando Henrique Cardoso. Desde su gobierno en adelante, todos los ministros de Defensa fueron civiles. Ahora, Michel Temer decidió dar vuelta la taba. Nombró por primera vez desde fines de los 90 a un general que estará al frente de esa cartera. Se trata de Joaquim Silva y Luna que ingresó en el Ejército en 1969 y tiene un doctorado en ciencias militares. En su currículo cuenta con cursos en Israel y de guerra en la selva; y fue jefe de gabinete del comandante del Ejército. Desde hace dos años se desempeña como secretario general de la cartera que asumirá esta semana.
No fue esta la única innovación. Temer creó este lunes por decreto el Ministerio Extraordinario de Seguridad Pública y colocó al frente de ese nuevo organismo al ahora ex ministro de Defensa Raúl Jungmann.
Tendrá a su cargo nada menos que toda la operatoria de las fuerzas de seguridad en Río de Janeiro, entre ellas la policía federal y la policía federal de rutas. Los analistas dijeron que la variante de un ministro militar, donde antes había uno civil, tuvo que ver con un interés del actual presidente de dejar contentos a los militares. Especialmente ahora que entrarán en acción en Río de Janeiro, para controlar la violencia y sofocar el narcotráfico según afirman. La cartera de Defensa fue creada por el ex presidente Cardoso en 1999.

Hasta entonces cada fuerza tenía su propio ministro. A partir de esa reforma, cada una tuvo un comando. A pesar del rechazo y desconfianza de los militares, FHC llevó adelante el proyecto siguiendo, de acuerdo a especialistas, el modelo norteamericano donde la definición de las políticas estratégicas está en manos de políticos y a los militares les cabe la ejecución.
Militares participan en un operativo de seguridad en Río de Janeiro. Unos 3.200 militares de las Fuerzas Armadas volvieron a salir a las calles en una operación contra el crimen organizado. EFE
En cuanto a la intervención del gobierno federal en Río, que descansará sobre los militares, debe incluir a los jefes policiales de la cúpula policial del estado fluminense. Así lo decidió el general en actividad Richard Fernandez Nunes que pasa a ocupar el cargo de secretario de Seguridad de Río. Jungman, el flamante ministro extraordinario de Seguridad Pública, había considerado en el pasado que el empleo de las fuerzas armadas en las favelas de Río era “inútil”.
Llegó a declarar: “Entendemos que dejar a las FF.AA. como policías por largo períodos en las favelas de Río equivale a dar vacaciones a los narcos. Cuando estamos allá, los delincuentes se retraen; pero cuando salimos, vuelven. Es tirar dinero a la basura”.


Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas