Noticias
Cargando...

Tras la amenaza de bomba en el Ducó, Huracán derrotó a River

Una amenaza de bomba anunciada a través de una llamada telefónica demoró dos horas el comienzo del partido.
Esta alerta generó el desalojo del estadio una hora y media antes de la hora prevista para el pitido inicial y su reprogramación para las 21.10 horas, luego de la inspección del estadio por parte de un comando antiexplosivos. 
"Seguro fue una broma de mal gusto de alguien que no quiere a Huracán", declaró a la televisión el vicepresidente del club local, Luis Sasso. 
Al mismo tiempo tanto el presidente del anfitrión, Alejandro Nadur, como su par de River, Rodolfo D'Onofrio, coincidieron en esperar el trabajo de las fuerzas de seguridad y postergar el inicio del encuentro. 
Jugaba mejor River en el primer tiempo contra Huracán. Sin ser una maravilla, dominaba al local y era el que estaba más cerca de la ventaja. Pero el penal que sancionó Germán Delfino a los 28 minutos del primer tiempo desarmó todo lo bueno que había hecho el equipo de Marcelo Gallardo en el primer tiempo.
El DT -que en los últimos tiempos comentó en diversas declaraciones que debía estar "con la guardia alta" en cuanto a los arbitrajes- se enfureció por el fallo. En las repeticiones, quedó claro que Gonzalo Montiel había tomado de la camiseta a Ricardo Noir, aunque no es tan evidente que la falta haya determinado la caída.
Al final de la primera etapa, Gallardo fue a encarar a Delfino y le mostró todo su enojo. "No podés cobrar algo que no ves", le cuestionaba el DT, que además se quejaba por fallos anteriores que no especificó.
Lo concreto es que su River otra vez estaba abajo en una Superliga en la que no termina de hacer pie, mientras ve que Boca parece marchar irremediablemente hacia el título. Y Gallardo, más allá de la furia contra los de afuera, tiene mucho que trabajar en su equipo.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario