Noticias
Cargando...

El millonario negocio detrás de la compra del Sheraton

El fondo PointState remodelará el hotel, pero además planea levantar una torre de oficinas. Quién es Darío Lizzano, el argentino que cerró la transacción
Luego de varios meses de negociación, ayer se anunció la compra de los dos emblemáticos hoteles de la cadena Sheraton por parte de PointState Argentum, un fondo de inversión norteamericano, por unos USD 100 millones. Además de la renovación de ambos establecimientos (incluyendo el Park Tower) hay detrás un gran negocio inmobiliario. El comprador tiene entre sus planes la construcción de un nuevo complejo de torres para oficinas, aprovechando las posibilidades que brinda la enorme propiedad ubicada en el corazón de Retiro.
El comunicado oficial que se divulgó ayer explica que la cadena Marriott seguirá manteniendo por varias décadas la administración tanto del Sheraton como del Park Tower, ubicados uno al lado del otro. Por lo tanto, los hoteles continuarán funcionando básicamente con el mismo staff que poseen actualmente. Marriott se había quedado con ambos al comprar la cadena internacional Starwood el año pasado, pero su plan es desprenderse de la propiedad de los establecimientos y mantener el management de los mismos, tal como está sucediendo en Buenos Aires.
 Además del negocio hotelero, el comprador aprovechará la propiedad ubicada en Retiro para futuros negocios inmobiliarios, en especial nuevas torres de oficinas
No está claro si se mantendrán los nombres de los hoteles. Si bien el Sheraton es un nombre emblemático en la ciudad de Buenos Aires, se trata de una cadena que hoy está en un segundo escalón a nivel internacional. En los próximos meses se definirá si mantiene el nombre o cambia por otro, algo que con seguridad sucederá con Park Tower. Entre los nombres que figuran en el portafolio hotelero de Marriott hay marcas de alto nivel como Ritz Carlton, St. Regis, W y Le Meridien, Edition y JW Marriott, entre otros.
Darío Lizzano, managing director de PointState Argentum, señaló en el comunicado que se trata de una transacción "altamente atractiva que destaca nuestro compromiso de invertir en Argentina a largo plazo. Creemos que la reinserción de Argentina en el mundo impulsará el crecimiento del sector turismo".
 Los dos hoteles de la cadena Sheraton serán el primer negocio en que el fondo PointState Capital manejará el 100%. En el resto es minoritario, incluyendo Pampa Energía, Macro, Genneia, TGLT, Supervielle y Plaza Logística
La renovación del Sheraton, el primer hotel cinco estrellas de la Argentina y el más grande de la ciudad de Buenos Aires, demandará una inversión superior a los USD 25 millones. Las tareas principales pasarán por las habitaciones y todo el lobby, que mantiene prácticamente la misma fachada de hace 30 años, con pocas modificaciones. Se apuesta a una mayor afluencia de turismo internacional en los próximos años y también a un incremento del turismo interno.
Pero además de la administración hotelera, uno de los principales atractivos será la explotación del negocio inmobiliario, en una zona de altísima demanda. Justamente frente al Sheraton la ciudad de Buenos Aires vendió millonarios lotes de USD 40 millones cada uno a TGLT y a Consultatio (de Eduardo Costantini).
El predio donde se encuentra el hotel tiene amplia disponibilidad de tierra. Por ejemplo hay una cancha de tenis descubierta (un verdadero lujo en medio de Retiro), un estacionamiento al aire libre y en especial el centro de convenciones. Solo el desarrollo de una nueva torre de oficinas repagaría la inversión efectuada en la compra de sendos hoteles. Sin contar con la apreciación de capital propia de la escasez de tierra en esa parte de la ciudad y las remodelaciones previstas.
PointState Argentum es un fondo creado en 2014, destinado a comprar activos en la Argentina. Su fundador fue Darío Lizzano, un argentino que venía de Morgan Stanley pero que decidió apostar fuerte por la recuperación del país. En aquel momento todavía parecía lejano el cambio de ciclo kirchnerista. Pero la apuesta pagó con creces.
Hoy PointState Argentum tiene un portafolio valuado en casi USD 4.000 millones en activos argentinos. Posee más del 10% en Pampa Energía, el 44% de Genneia (es socio del fondo Fintech y de Jorge Brito), tiene participaciones relevantes en los bancos Macro y Supervielle, y se quedó con más del 5% de Loma Negra cuando se realizó la oferta pública inicial a fines del año pasado. Además, también posee el 13% de la desarrolladora inmobiliaria TGLT (ampliará al 34% por la compra de una ON convertible) y es accionista de Plaza Logística.
Uno de los datos que surgen de la transacción cerrada ayer es que por primera vez, PointState Capital controlará el 100% de un negocio. En cambio en el resto son inversores minoritarios, tienen representación en los directorios pero no poseen el management.
El nombre de Lizzano empezó a sonar con más fuerza durante la visita del presidente Mauricio Macri a Nueva York, en septiembre pasado. Allí ambos mantuvieron una reunión a solas justo antes del regreso del primer mandatario a la Argentina. En ese encuentro, los ejecutivos del fondo PointState le contaron al Presidente sus apuestas en la Argentina y la intención de redoblar las inversiones en el país. Algo que ya está sucediendo.


Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas