Noticias
Cargando...

Potenciómetro del gradualismo: los tiempos que maneja Macri para recalibrar su gestión



Potenciómetro del gradualismo: los tiempos que maneja Macri para recalibrar su gestión

Los tragos amargos, mejor darlos a sorber lo más lejos posible de las elecciones. La frase no es una variante del Teorema de Baglini aunque el guiso que se vino cocinando en la mesa chica del presidente Mauricio Macri entre aquel domingo 22 de octubre de gloria para Cambiemos y el fin de año que se acaba de cerrar tiene altos condimentos de racionalidad, como aquella sentencia del mendocino, sazonados también con algún toque de la picaresca de la política.
Si bien la infeliz maniobra del cambio de fórmula de ajuste a los jubilados generó el revuelo que generó y fue utilizado como ariete por la oposición más refractaria, desde la lógica del accionar de la opinión pública, siempre es bueno que cuando caiga la imagen del gobernante o se deteriore la confianza de los consumidores en las encuestas, tal como viene ocurriendo ahora mismo en ambos casos, suceda desde el valor más alto posible para intentar luego, con el tiempo, una recuperación. El seguimiento de estas variables será para el Gobierno el termómetro de sus acciones futuras y, tal su gusto por las mediciones, lo que le pondrá mayor o menor ritmo a un gradualismo que nunca se pensó abandonar.
Hay cuatro o cinco situaciones a considerar en este racimo de ingredientes que han empujado a las autoridades a salir de una perniciosa zona de confort que dejaba al Presidente en una situación de poco apego a dar cierto volantazo. En primer lugar, porque políticamente la hiperactividad del Gobierno mostró a Macri como el conductor a cargo, imagen que a los argentinos les gusta sintonizar casi siempre. Y desde lo económico, porque no es ningún misterio para nadie la actual situación de ajuste de los monederos del Estado, con subas de tarifas y racionalización administrativa de por medio, ni tampoco el momento que se eligió para hacer los anuncios sobre el recauchutaje de las metas de inflación.
En esa línea, otras cosas irán sucediendo de ahora en más, hasta octubre del año próximo. Por supuesto, que a medida que pase el tiempo y se ajuste a la realidad la potencia de los parámetros que el Gobierno entiende como básicos de su programa económico-social, la cuenta regresiva camino a las presidenciales de 2019 irá atenuando los picantes del preparado.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas