Noticias
Cargando...

Infraestructura obsoleta y falta de empleados hacen colapsar el puente

Infraestructura obsoleta y falta de empleados hacen colapsar el puente

El puente San Roque González de Santa Cruz no da respiro y su funcionamiento volvió a transformar el viaje entre Encarnación y Posadas en un duro recorrido para cualquier ser humano que intentó atravesarlo bajo los 35°C que ayer azotaron a la capital provincial. A los problemas que ya se enumeraron en la edición de ayer, como las largas colas por el cuello de botella que se genera en el acceso al país, se sumaron protestas de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y una falla técnica en el tren internacional, que complicaron aún más la jornada.

Mientras tanto, desde el gobierno nacional prometen, otra vez, que se ampliará la cantidad de casillas para el paso. Aunque para esto habrá que esperar, como mínimo, hasta el segundo semestre de este año. Pero mientras se desarrolla esta solución edilicia, tan prometida en años anteriores pero aún no concretada, se espera que desde el gobierno nacional se tomen medidas tendientes a agilizar el paso con la infraestructura existente.

Tal como se indicó ayer en este medio, el principal problema que frenó el tránsito en las noches y madrugadas de esta semana fue la poca cantidad de casillas abiertas para el acceso al país. Según denunciaron turistas que atravesaron el viaducto esta semana, por momentos sólo funciona una de las cuatro casillas instaladas. Esto, claramente, generó el cuello de botella que derivó en colas de más de cinco kilómetros con demoras de entre seis y siete horas.

No hay gente en la Aduana
El paso fronterizo entre Posadas y Encarnación es el más transitado del país, superando al de Puerto Iguazú y Foz do Iguazú y al del Aeropuerto de Ezeiza. No obstante esto, cuenta con menos personal de Aduanas que cualquiera de esos dos accesos al país.

Trabajadores de la Dirección de Migraciones explicaron que quien dispone la apertura o cierre de casillas para el acceso al país es el personal dependiente de la Dirección de Aduanas. Y que en esa dependencia hay escasez de personal y por ello no se pueden habilitar todos los accesos durante las 24 horas.

“Los retrasos en el puente no se debe a falta de personal de Migraciones, nosotros estamos a disposición pero no podemos habilitar más casillas porque dependemos de tener personal de Aduanas y no hay. La gente se agarra con nosotros y nosotros tenemos personal y estamos a disposición siempre, pero no podemos habilitar casillas sin personal aduanero”, explicó Martín Ayala, delegado de Migraciones de ATE, en charla con El Territorio.

A esto, además, se debe sumar la falta de infraestructura. Como dato para el análisis sirve tener en cuenta que el paso fronterizo se proyectó en la década del 90 con un tránsito de unas 10.000 personas diarias. Hoy ese cifra llega a triplicarse. “El ingreso al país tiene cuatro casillas y no hay más lugar para poner más, es una estructura obsoleta”, afirmó Ayala.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas