El análisis reveló que la inflación del último mes del año pasado llegó al 2,4 por ciento, mientras que la interanual de diciembre fue de 25,2 por ciento, según publica Ámbito.com.
Respecto a la medición del último mes de 2017, el informe destaca que las mayores subas se dieron en el rubro "vivienda" escalando un 9,7 por ciento impulsada por los tarifazos en electricidad y gas.
En segundo lugar apareció "esparcimiento" con 5,4 por ciento, afectada por el ajuste de precios en la hotelería de los destinos turísticos; y en tercer lugar quedo "salud" con una fuerte suba del 3,3 por ciento que se explica por el aumento en las prepagas que llegó al 6 por ciento.
El informe, además, reportó que el salario real mediano de los asalariados formales fue un 4,2 por ciento menor al de noviembre de 2015; mientras que desde los 25 meses del Gobierno de Cambiemos, se registró una pérdida equivalente a 1,44 salarios.
Por su parte, para el 2018, el IET prevé una inflación acumulada del 23,3 por ciento, la cual dependerá “de lo que ocurra con el precio del dólar, las tarifas de servicios públicos, los precios internacionales y las paritarias”.
El rector de la UMET, Nicolás Trotta, anticipó que "la inflación volverá a ser un problema central en el sector trabajador", y en ese sentido, apuntó a "los aumentos proyectados para este año en servicios públicos y transporte".