Noticias
Cargando...

EE.UU. y China dejan un año sombrío para la democracia

EE.UU. y China dejan un año sombrío para la democracia

Donald Trump sigue siendo una fuente de desconcierto y de confusión para la clase dirigente estadounidense. Pero yo creía entender mejor al presidente estadounidense después de haber realizado viajes en el transcurso de 2017 a Sudáfrica, Turquía, Brasil y China, en donde políticos como Trump son extremadamente familiares. Él es el líder charlatán que está preparado para atacar y socavar las instituciones de su país, en lugar de aceptar tener controles sobre su poder o desafíos a su dignidad. Es el demagogo que siempre está preparado para ser atractivo para las masas por encima de los medios de comunicación. Es el presidente fanfarrón que atrae a obsecuentes holgazanes y a oportunistas venales hacia su órbita. Es el hombre con el poder, excesivamente dispuesto a mezclar sus intereses comerciales y políticos.
El ascenso de Trump, sumado al creciente poder de China, ha cambiado la atmósfera política en todo el mundo. El estado de ánimo global y las señales provenientes de Washington y de Beijing son inquietantes. La administración de Trump está enviando el mensaje de que EE.UU. ya no está interesado en defender la democracia y el gobierno recto. Mientras tanto, la China de Xi Jinping se siente cada vez más segura en la defensa de un modelo autoritario que tolera el capitalismo, pero que aplasta a la sociedad civil.
Los efectos indirectos de esas señales han avivado una crisis de valores liberales que es visible en lugares tan diferentes entre sí como Sudáfrica, Turquía y Brasil. Estos tres países son significativas potencias de rango medio y miembros del grupo de naciones líderes conocido como G20. Cada uno de ellos, en el pasado reciente, parecía ser un lugar donde los valores liberales y democráticos estaban avanzando ininterrumpidamente. Sin embargo, actualmente todos están luchando por mantener instituciones independientes que puedan luchar contra la corrupción y controlar el poder de los líderes políticos. Las raíces de sus crisis individuales son locales y particulares. Pero los liberales en los tres países ahora sienten que están nadando contra la corriente global.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas