De esta manera y para los especialistas privados, el año pasado cerró con una inflación del 24,6 por ciento, muy por encima del 17 por ciento que se había propuesto como meta el Banco Central.
En el último mes de 2017 el alto índice fue impulsado principalmente por las subas registradas en Vivienda y Servicios Básicos (tarifas de luz y gas) y Transporte y Comunicaciones (combustibles).
"La suba promedio mensual del IPC Core en 2017 del 1,7% muestra que independientemente de las subas tarifarias la inflación permanece en rangos preocupantes.", se sostiene en el reporte del IPC Congreso.
Además se advierte que "con la inflación de 24,6%, en 2017 las jubilaciones mínimas y AUH se recuperaron el año pasado en términos reales sólo 1,7% en promedio y 2,7% entre puntas, lo que implica que aún muestran una pérdida de 5% en promedio y 4% entre puntas frente a 2015".