Noticias
Cargando...

Para evitar problemas, se debe recalcular la política monetaria



Para evitar problemas, se debe recalcular la política monetaria

En la Conferencia Internacional de Economía y Finanzas que organizaron la Universidad Di Tella y el Banco Ciudad, el 14 de diciembre último, en Buenos Aires, pude comprobar una creciente inquietud entre los economistas argentinos sobre la política monetaria y la política de financiamiento del déficit fiscal. Explicaré por qué comparto esas preocupaciones y qué tipo de respuestas considero podrían ensayarse.

Metas consistentes con el gradualismo fiscal

Tomando como dato el sendero de gradual reducción del déficit fiscal, el BC debe fijar sus metas de inflación plurianuales, un sendero de gradual desinflación, que no afecte el nivel de actividad. Anotemos que las metas fiscales están calculadas sobre una estimación de ingresos fiscales que depende del nivel de actividad, por lo que si la política monetaria lo afecta, el déficit a financiar sería mayor. Se considera que, dada una política fiscal de reducción del déficit gradual, la política monetaria no puede ser muy dura, imponiéndose objetivos de inflación muy ambiciosos, porque esto implica una tasa de interés más alta que, en un determinado punto, tensiona el nivel de actividad económica, por varios canales. A determinado nivel de tasa de interés real, hay un evidente trade-off con el nivel de actividad.
Por un lado, el canal de la restricción crediticia, que reduce el consumo de bienes durables y de inversión, incluida los bienes inmuebles, y afecta al financiamiento del capital de trabajo de las Pymes. Tal vez, en una economía como la argentina, con bajo nivel de bancarización, el impacto crediticio mayor sea el último mencionado, es decir, la restricción crediticia se haga sentir a través de la reducción de la demanda en la cadena de producción.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas