Noticias
Cargando...

Masacre de Panambí: la defensa pidió la absolución de los tres imputados

Masacre de Panambí: la defensa pidió la absolución de los tres imputados

“Nunca vi un caso con tantas irregularidades como este. Este expediente es nulo desde la declaración de Cristian Knack. Es insanablemente nulo. El destino de este expediente, en poco o más tiempo, será la frustración de la familia Knack y la tragedia secundaria de estas personas detenidas”, opinó el abogado Eduardo Paredes, codefensor de los tres imputados por la masacre de Panambí, durante su alegato de la víspera.

En coincidencia con sus colegas Ramón Grinhauz y María Cristina Salguero, el reconocido letrado solicitó la absolución del ex prefecturiano Pablo Julio Paz (54), de Juan Ramón Godoy (47) y del chapista Marcial Benicio Alegre (54).

Cada uno a su turno, los defensores detallaron serios cuestionamientos a la instrucción del caso, atacaron la entidad de la llamada anónima que dirigió la investigación hacia el taller de Alegre en la localidad de San Javier, como también la validez de la declaración de Cristian Knack (25), quien agonizó durante 36 días en el hospital Madariaga de Posadas y dos días antes de morir aportó datos que resultaron clave en la imputación de Paz y Godoy.

Cuestionaron los métodos de levantamiento y el posterior análisis de las huellas y muestras genéticas, ya que no se habrían respetado los protocolos exigidos.

Asimismo, expresaron que en el expediente ni siquiera existe constancia del horario en que sucedieron los hechos, el 25 de mayo del 2014 en la vivienda de la familia Knack, ubicada sobre el kilómetro 7 de la ruta Provincial 5.

Subrayaron que las armas secuestradas en poder de los imputados fueron peritadas y nada tuvieron que ver con el caso que se investiga, como tampoco dieron con el botín de 357 mil pesos en efectivo robado a las víctimas.

Los codefensores también avanzaron en otras posibles hipótesis del horrendo crimen que no fueron seguidas por los investigadores del caso.

Sobre el final de la audiencia, Paz y Godoy volvieron a hacer uso de la palabra y se desligaron el hecho. “Me considero un preso político”, declaró el ex prefecturiano, mientras que Godoy dijo sentirse un perejil y que tiene la conciencia tranquila.

Todo nulo 
El alegato más extenso estuvo a cargo de Paredes, quien incluso puso en duda que Cristian Knack haya declarado lo que se cita en el expediente, puesto que el procedimiento no contó con la presencia de funcionarios judiciales ni los defensores. Tampoco se tomó el recaudo de grabar los dichos de un testigo agonizante.

“Como no estuvimos ahí o no hubo una defensa para ver, no podemos decir que eso es cierto. Tengo mis dudas yo”, disparó el letrado.

Precisamente, la declaración del joven aparece como el hecho central de la investigación del caso, puesto que puso en escena a un “prefecturiano o ex prefecturiano” que les compraba madera y cuyo nombre y número de teléfono debía figurar en las anotaciones que su mamá llevaba de los movimientos del aserradero.

El nombre de Paz ni de los otros imputados nunca apareció en dichos registros, aunque la querella y la fiscalía especularon que se pudieron haber quemado o la mujer borró el nombre de Paz porque su marido era celoso.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas