Noticias
Cargando...

El desfase de las pautas macro del Presupuesto no preocupa a Hacienda

El desfase de las pautas macro del Presupuesto no preocupa a Hacienda

Las nuevas metas de inflación que se plantearon ayer y la escalada del dólar modificaron el escenario macroeconómico que el Gobierno utilizó para calcular los gastos e ingresos en el presupuesto 2018 sancionado esta semana y, por lo tanto, el déficit fiscal. Si bien se entiende que la reforma previsional, y el ajuste del gasto en seguridad social, ya estaba incluida en el proyecto que mandó el Ejecutivo, entre los privados quedan dudas sobre cuán real es ahora el Presupuesto aprobado esta semana.
Sin embargo, Hacienda sostiene que las pautas "siguen siendo consistentes" con la política económica y que no necesitará modificar la ley sancionada.
Las nueva meta de inflación que anunció el equipo económico ayer, del 15% para 2018, se ubica por debajo de la inflación prevista en el Presupuesto. Ya que Hacienda había recalcado que el 15,7% promedio que había previsto estaba en línea con la meta anterior del Banco Central, en torno al 10%. Con la nueva meta, la suba de precios promedio podría ser de un 20%.
El "cambio en la meta no significa ningún cambio en la política", dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ayer en la conferencia de prensa. "Se está desfasando el año de llegada al objetivo de 5% y adaptando la meta de este año porque contamos con más información", agregó.
Se entiende que el desvío de la nueva meta de inflación respecto de lo presupuestado es "muy bajo". "Las pautas no se modifican", explicaron voceros de Hacienda. "Si es necesario hacer modificaciones cerrando el año que viene por cualquier tipo de movimiento, se hará", agregaron.
Pero el tipo de cambio también se ajustó ayer, al cerrar en $ 19,20 el mayorista, luego de devaluarse casi 10% en lo que va del mes. Así, a poco de terminar el año quedó muy cerca del promedio de $ 19,30 que el Ejecutivo había proyectado en el Presupuesto para todo 2018.
Para Hacienda, el valor del dólar está atado a la política de flotación del tipo de cambio y en diciembre hay factores estacionales que devalúan el peso, un movimiento que puede volver para atrás.
En cambio, sí estaba incluida la reforma previsional en el proyecto de Presupuesto presentado en septiembre, pese a que el pacto se firmó después de las elecciones, al prever un aumento del gasto en jubilaciones y pensiones del 22%. "Es consistente con la actual fórmula votada por el Congreso, con lo cual no vemos necesidad de que tenga que ser revisada la asignación presupuestaria", dijo Dujovne esta semana ante la Comisión de Presupuesto en el Congreso.
De hecho, la partida presupuestaria de ANSeS se mantuvo en $ 1,4 billón, lo que incluye prestaciones de la Seguridad Social por $ 1,01 billón, pese a que se trata del organismo al que las reformas le modificaron los ingresos por impuestos y los pagos por la nueva fórmula de movilidad.
"Hacienda debería mostrar previsiones más realistas a partir de todos los cambios que ha habido y explicar el impacto real en el Presupuesto. No es una buena práctica aprobar el presupuesto y al día siguiente modificar las metas de inflación", dijo Rafael Flores, presidente de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).
"Si uno suma el déficit comercial que estaba planteado en 2017 y que se vio superado por mucho por el déficit real, los efectos del relanzamiento de las metas de inflación, la variación del tipo de cambio, más la reforma tributaria y previsional, evidentemente el presupuesto va a tener que sufrir ajustes importantes para su implementación"
La meta de déficit primario de 3,2% del PBI que está presupuestado puede alcanzarse con diferentes combinaciones de ingresos y gastos, que pudieron ser modificados por las nuevas medidas. "Alguien podría decir que las nuevas metas de inflación van a permitir un mayor aumento del PBI, hace más fácil alcanzar la meta, podes aumentar el gasto sin salirte de la meta fijada de déficit", dijo Flores.
En tanto, pudieron variar las asignaciones internas de recursos, lo que dificulta controlar la ejecución presupuestaria.
Con todo, el Gobierno se enorgullece del desvío mínimo, de 2,8%, entre lo ejecutado y presupuesto de 2017. Una práctica que prevé repetir 2018.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas