Noticias
Cargando...

China ya debe ser tratada como economía de mercado, pero Occidente quiere evitarlo

China ya debe ser tratada como economía de mercado, pero Occidente quiere evitarlo



Tres palabras en el protocolo de 102 páginas que China firmó cuando aceptó unirse a la Organización Mundial del Comercio (OMC) se convirtieron en una prueba decisiva para la institución misma: "non-market economy" (NME), o "economía no de mercado".
Hace un año exactamente se celebró el decimoquinto aniversario de la adhesión de China a la OMC. La fecha es importante debido a una cláusula en los protocolos de adhesión que trata de cómo los países deberían decidir si los bienes que China exporta han sido injustamente objeto de prácticas de "dumping" (exportación de productos con precios por debajo del costo de producción). La cláusula especifica lo siguiente: "En cualquier caso, las disposiciones que permiten a los litigantes comerciales tratar a China como una "economía no de mercado" caducarán 15 años después de la fecha de adhesión".
En el año posterior a esa fecha de expiración, se desencadenó una batalla sobre si Europa y EE.UU. deben cumplir con lo que Beijing considera como su acuerdo cuando los otros países opinan que China no cumplió con sus compromisos.
Cuando China aceptó unirse, sus negociadores entendieron que "economía de mercado" se refería a un país sin controles de precios, y existen algunos indicios de que los negociadores extranjeros así lo entendieron también. De cualquier modo, ellos estaban obsesionados por abrirles a los bienes producidos por firmas extranjeras el acceso al mercado chino. Actualmente, sin embargo, la cuestión de si otorgar estatus de economía de mercado (MES) a China se convirtió en un indicador de las frustraciones con la estructura económica general de China, y una excusa para cuestionar la totalidad del concepto de la OMC.
Después de que China se unió a la OMC, el estatus de "no mercado" se convirtió rápidamente en una desventaja. Con una explosión de inversión y de competencia en casi todas las industrias, los productores chinos de todo, desde acero hasta zapatos y vitaminas, rápidamente disminuyeron de manera significativa los márgenes de ganancia domésticos. La exportación se convirtió en una forma de capturar los precios más altos en el extranjero. Lejos del "dumping", los exportadores chinos buscaban obtener ganancias. Pero sus precios estaban muy por debajo de los de la mayoría de los demás países, lo cual provocó estragos en los márgenes de los productores internacionales y dio lugar a numerosas quejas ante la OMC. Ningún tercer país podía replicar la escala, los bajos costos laborales y la feroz competencia del mercado chino. Pero sus socios comerciales usaron la cláusula para imponer aranceles absurdamente altos, a menudo superiores al 100%, sobre sus exportaciones.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas