Noticias
Cargando...

Castillos en el aire y mentira con patas cortas: BCRA y la desinflación que no fue



Castillos en el aire y mentira con patas cortas: BCRA y la desinflación que no fue

Los castillos en el aire de Mauricio: no hay nada peor que creerse el propio engaño. Si fueran el presidente de un empobrecido terruño populista, de caras a elecciones 2019, qué priorizarían: ¿empleo o desinflación?, con una curva de Phillips golpeándonos la puerta. Desde que Macri asumió como presidente, el no plan económico de Durán tiene como principal objetivo generar en la población la sensación de que todo está OK, cuando en realidad, nada está OK. Después de una década de saqueo, esta nación está en absoluta bancarrota, pero nadie se atreve a decirlo y de esta forma, los argentinos decidimos vivir otra mentira más, de las tantas que hemos sido capaces de construir gracias a nuestra peligrosa y nociva imaginación. Pero lo sublime y trágico de la economía es que en el mediano plazo no sabe mentir y nos está enseñando que el gradualismo, un himno a la falta de audacia, condena a todas las variables económicas a un sendero de dolorosa y costosísima anestesia, estamos todo el tiempo empantanados en el miserable estado estacionario de siempre. La política monetaria lamentablemente, no puede ser una excepción al principio de letargo generalizado al que nos condenan las múltiples loterías del duranomics. El BCRA cometió un solo pero severo error: subestimar las consecuencias del “no plan M” y ahora quedó atrapado en una dinámica de tasas altas que no logran nada y un tipo de cambio atrasado que exacerba el déficit de cuenta corriente, estrangulándonos con implacable lentitud y retroalimentando perversamente a las expectativas de inflación, variable sagrada para el inflation targeting. Lamentablemente, el BCRA quedó a un paso atrás del mercado y se metió sólo en un nudo que no puede desarmar. Somos una mentira de país y la economía nos está mostrando a su primera gran víctima: una desinflación que no puede ser, y habrá muchas más. Por momentos, queremos creer que hacemos política monetaria como en USA o Europa hasta que nos pegamos la trucha contra el vidrio y nos damos cuenta de golpe que vivimos en Peronia, un principado infectado de múltiples inconsistencias que nadie se anima a corregir. Todo el plan económico del presidente Macri es un gigantesco castillo en al aire y me preocupa que al igual que en los tiempos K, los argentinos hayamos comprado otro relato más de patas muy cortas, otra sanata que empieza a no cerrar. Estamos llegando al punto en donde, o aceptamos una inflación más alta relegando a la política monetaria y lo hacemos público, o vamos por la ortodoxia fiscal relegando el rebote y también lo hacemos público. 
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas