Noticias
Cargando...

“Le empezaron a torturar con fuego a mi hermanita Bianca y pedían plata”

“Le empezaron a torturar con fuego a mi hermanita Bianca y pedían plata”


Además del relato del horror en primera persona, la segunda jornada del juicio por el cuádruple homicidio de la familia Knack arrojó datos que podrían colaborar en el esclarecimiento del hecho.

Tal lo previsto, declararon los primeros ocho testigos, entre ellos Carlos “Nano” Knack (27), el único sobreviviente de la denominada masacre de Panambí.

Constituido en querellante, recordó que el 25 de mayo del 2014 almorzó con su familia en la casa del kilómetro 7 de la ruta provincial 5 y a media tarde se dirigió hasta la chacra de su novia para ayudarla a alimentar a los terneros. De lo contrario, tal vez hubiera sido la quinta víctima fatal.

Ante los magistrados del Tribunal Penal Uno, el joven comentó un dato inédito hasta el momento y que sorprendió a los asistentes al debate.

Confirmó que de la escena del crimen desaparecieron dos teléfonos celulares de su familia y que luego él mismo averiguó que dichos aparatos fueron utilizados por personas desconocidas por lo menos durante dos meses posteriores al hecho, cuando los tres imputados ya estaban tras las rejas.

Según testificó Nano Knack, los celulares se encendían y hacían llamados a un mismo número de la provincia de Buenos Aires. En tanto, aseguró que presentó las pruebas a la Justicia pero no tuvo novedades al respecto.

Otro testimonio contundente fue el brindado por Gisela Schwartz (35), vecina de las víctimas a cuya casa llegó Oscar Knack (43) en busca de socorro la noche de la tragedia, quien mencionó que las víctimas reconocieron a los agresores. 

“Sólo decía: ‘me van a pagar lo que le hicieron a mi hija y a mi familia’. Yo le preguntaba si había reconocido a los ladrones, pero se quedaba en silencio y no me contestaba. Y volvía a decir que le iban a pagar”, relató la testigo.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas