Luego de algunas denuncias de fraude, la oposición venezolana comenzó a reconocer los resultados de las urnas en las elecciones regionales con las que el chavismo se quedó con 17 de las 23 gobernaciones. 
Excandidatos y líderes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de diferentes regiones del país, salieron a hacer un mea culpa sobre los resultados negativos obtenidos.
Henri Falcón, gobernador saliente y excandidato de la MUD por el estado de Lara, señaló que el resultado en las urnas del domingo es "trágico" y agregó: "Responsablemente yo digo, nosotros perdimos, así de sencillo y eso hay que aceptarlo porque también hay que tener gallardía".

"En 17 años, Amazonas caminó en proyecto de los pueblos indígenas y la democracia. (La) MUD en Caracas acabó con ella imponiendo (un) candidato por sus intereses", publicó el gobernador Liborio Guarulla en Twitter tras las elecciones. 
"Nos derrotamos nosotros mismos", aseguró el diputado opositor José Guerra que pidió reflexionar sobre la forma de hacer política. En estas últimas elecciones la oposición obtuvo 11 puntos porcentuales menos en comparación con el 56% de respaldo en comicios previos. 
Por su parte, el  exgobernador del estado de Miranda y uno de los principales opositores al Gobierno de Nicolás Maduro, Henrique Capriles, se mantuvo en silencio sobre las denuncias de fraude y no se sumó a las críticas del accionar de la MUD.