"Reiteramos al presidente Trump, se lo reiteré yo y los demás países también, que cualquier intervención militar no tendría ningún tipo de apoyo de América latina", contó Santos anoche a un grupo de periodistas colombianos tras reunirse con el mandatario norteamericano.
En ese encuentro también participaron el gobernante brasileño, Michel Temer; el panameño, Juan Carlos Varela, y la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti.
Antes de esa reunión, Trump urgió a la "restauración plena" de la democracia y las libertades políticas en Venezuela y aseguró que la situación es insostenible, "completamente inaceptable", y recordó las sanciones que Estados Unidos impuso bajo su mandato contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.
Por su parte, Santos dijo que la reunión fue "muy cordial, donde cada uno de los participantes expresó sus opiniones sobre Venezuela, consignó la agencia de noticias EFE.
"Nos preocupa muchísimo lo que está sucediendo, nuestro máximo interés es defender al pueblo venezolano, que sus derechos sean respetados, se restaure la democracia y discutimos la forma y necesidad de coordinarnos para tratar de producir una transición que sea pacifica, que mantenga la estabilidad y que sea democrática", añadió Santos.
En este sentido, insistió en que es necesario trabajar "en recuperar la democracia para los venezolanos", lo que es clave para Colombia porque son el país "más interesado en que a Venezuela le vaya bien".
El mandatario destacó que "no se tomaron medidas exactas" en la reunión, sino que acordaron "trabajar en equipo", escuchándose "mutuamente y opinando entre todos".