Noticias
Cargando...

Con tratamiento adecuado, la leishmaniasis canina se cura

Con tratamiento adecuado, la leishmaniasis canina se cura

Ya ha pasado más de una década de la aparición de la enfermedad parasitaria en Misiones, tanto en perros que son reservorios, como en humanos.

“Cuando diagnosticamos los primeros casos en perros y avisamos a Salud Pública, al poco tiempo se dio el primer caso de leishmaniasis visceral en un niño que estaba internado en el hospital Garraham en Buenos Aires”, explicó.

Desde un primer momento, del Consejo Profesional de Veterinarios abogaron por la opción del tratamiento de LV en perros. Esta tesitura se contraponía a la política estatal de entonces que promovía la matanza de los perros enfermos para reducir el riesgo de transmisión. Tuvo que pasar algunos años para que las posturas pudieran acercarse.

“Hemos defendido la posición de que muchos animales tienen posibilidad de tratamiento, no quiere decir que sea obligatorio que a todos los animales se los trate o que sea plausible que se los trate a todos, en salud nada es absoluto, y resaltamos este matiz de que con unas condiciones físicas del perro y de su contexto puede recibir tratamiento”. 

Ponderó que recién en 2015, los veterinarios consiguieron pasar a ser un interlocutor para discutir  políticas de salud. En agosto de 2015 el Programa Nacional de Leishmaniasis convocó a veterinarios en su rol de funcionarios y los consejos profesionales y la Federación Veterinaria Argentina.

“En esa reunión se comenzó a discutir un Consenso para el manejo de esta enfermedad en los animales, incluyendo la posibilidad del tratamiento. En este momento todavía no se materializó en medidas concretas pero ha sido una inciativa muy promisoria”, dijo.

Estudios y resultados 
Los estudios realizados a perros con LV y que fueron monitoreados por un largo período muestran actualmente resultados muy positivos, “la leishmaniasis en perros se cura en su forma clínica, los parámetros de laboratorio pueden dar que el parásito está negativizado, ya no tiene síntomas y tampoco transmite, pero todo esto debe decirse haciendo la salvedad de que aunque el perro tenga el alta del tratamiento medicamentoso, se lo debe cuidar siempre con repelente y el propietario debe llevarlo a control”.   

Recordó que cuando comenzó el brote de leishmaniasis en la ciudad capital, “la percepción de la gente era que todos los perros estaban enfermos y la verdad que había una importante población de perros infectados, pasa con una enfermedad emergente que aparece un número de casos acumulados, porque había un montón de animales sin diagnóstico”.

La situación epidemiológica actual es que la enfermedad tiene una tendencia a disminuir.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas