Noticias
Cargando...

Un acuerdo por los derechos ambientales

Un acuerdo por los derechos ambientales

Desde hace unos años se ha hecho más evidente la relación entre los derechos humanos y el cambio climático. Este vínculo fue reconocido por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, no sólo por los asuntos relacionados con los efectos del cambio climático sino también por la importancia de garantizar el acceso a la justicia climática.
Este derecho a la justicia se vuelve fundamental a la vista de que América Latina se ha convertido en la región más peligrosa para el activismo ambiental. Según un reciente estudio de Global Witness, en 2016 fueron asesinados 200 activistas latinoamericanos, la cifra más alta hasta la fecha. El asesinato de la hondureña Berta Cáceres, por su oposición a un proyecto hidroeléctrico, es el más emblemático de los ataques recientes a ambientalistas.
Abordar las cuestiones ambientales desde una perspectiva de derechos también implica velar por el acceso a la información y a la participación en la toma de decisiones en los proyectos ambientales. Significa garantizar a los ciudadanos la posibilidad de conocer el estado del medio ambiente, de expresar su opinión y de exigir la rendición de cuentas sobre el desempeño de las autoridades. Esto es clave para América Latina ya que impulsará la lucha contra la corrupción y contribuirá a una mejor gobernabilidad ambiental.
Estos derechos relacionados al acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales están incluidos en el Principio 10 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Hace cinco años un grupo de países de América Latina decidió trabajar en un instrumento legal que regule la aplicación de este principio y conformó un comité de negociación para tal fin. A fines de julio, se organizó en Buenos Aires la séptima reunión de este comité, bajo la coordinación de la CEPAL.
La sociedad civil participó de este encuentro a través de tres representantes electos del público. Andrés Nápoli, actual director de la organización FARN Argentina, fue elegido como representante suplente y participó de la negociación. Socialmente Responsables conversó con Nápoli sobre los alcances del acuerdo que se está diseñando. "Lo que estamos buscando en esta reunión es aprobar un instrumento vinculante, con mecanismos sólidos y robustos, que protejan los derechos ambientales. Muchos países como Costa Rica, Panamá, Paraguay y la Argentina, quieren que éste sea un acuerdo vinculante. Otros países pretenden bajar los estándares, en muchos casos por debajo de la legislación existente. Se busca que los derechos de las personas a la información, la participación y la justicia, consagrados en el Principio 10 de la Declaración de Río, sean aplicados cabalmente", afirmó Nápoli.
Destaca que la aplicación plena del Principio 10 está en el corazón de la hoja de ruta que promueven las Naciones Unidas para 2030: los Objetivos de Desarrollo Sostenible. "No es una coincidencia que este proceso esté floreciendo en un momento en que la comunidad internacional se embarca en un camino ambicioso hacia el desarrollo sostenible. La aplicación plena del Principio 10 está en el centro de la Agenda 2030. Argentina, al asumir la presidencia de la séptima reunión de negociación, asume también el desafío de conducir el proceso de negociación para alcanzar un acuerdo ambiental sumamente novedoso y basado en una perspectiva de derechos", asegura.


Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario