Mientras los trabajadores continúan sufriendo las políticas de ajuste que lleva a cabo el Gobierno, el presidente Mauricio Macri ninguneó la marcha que realizó este martes la CGT, ya que consideró que fue “una pérdida de tiempo que no lleva a ningún lugar”.jo
Lejos de la autocrítica, el mandatario pidió “dialogar” y mientras continúa creciendo el desempleo, llamó a “buscar soluciones en conjunto para acelerar el proceso de crecimiento”, y añadió: “Hay que poner la energía ahí y no en movilizar a no sé por qué”.