Noticias
Cargando...

"Hubo medidas que agilizaron el comercio exterior pero el dólar está atrasado"

"Hubo medidas que agilizaron el comercio exterior pero el dólar está atrasado"

Nacida y criada en Paso de los Libres, en el límite con Brasil, durante su infancia y adolescencia, Delia Flores miraba la televisión en Portugués y escuchaba las historias que contaban los "motoristas" que iban de uno a otro lado de la frontera. Tal vez por eso decidió venir a estudiar para Despachante de Aduana en Buenos Aires, una profesión que por entonces muy pocas mujeres elegían y en la que no tenía antecedentes familiares.

Abrirse camino siempre fue parte de su esencia, y por eso apenas recibida, a mediados de los 80, instaló una oficina propia de servicios aduaneros en su ciudad. "En aquel momento era más difícil que ahora, porque primero tenías que trabajar dos años como apoderada para otro despachante. Además, la mayoría eran varones y el hecho de ser mujer y joven restaba credibilidad a mi trabajo", confiesa.

Desde entonces, Delia recorrió un largo camino, que la llevó a volver a Buenos Aires (donde actualmente tiene su casa matriz), vivir en San Pablo, abrir allá una empresa de logística con flota propia de camiones, y expandir sus servicios hacia el asesoramiento integral en Comercio Exterior.

En este recorrido de casi 35 años, los vaivenes económicos de la Argentina y su socio mayor en el Mercosur, se entremezclan con decisiones personales, en las que primó el objetivo de mantener y hacer crecer la empresa, sin descuidar la familia y los afectos.
La búsqueda de este balance también la llevó a ser una de las iniciadoras, en 2009, del Grupo Empresario de Mujeres Argentinas (GEMA), entidad desde la que impulsa el liderazgo empresarial femenino. De todos estos temas, la fundadora del Grupo Delia Flores charló con El Cronista, y no quedó casi nada en el tintero.

Hoy muchos empresarios se quejan de la avalancha importadora ¿Cómo lo ve desde su actividad?
Yo no veo una avalancha importadora. Lo que sí hubo fueron medidas para agilizar el comercio exterior: se quitaron retenciones, se aumentaron los reintegros, se simplificaron algunos trámites. Sin embargo, la carga impositiva es muy grande y el dólar está atrasado. Estamos exportando costos logísticos e impuestos. No sólo por el transporte terrestre, también por el marítimo. Tenemos en Buenos Aires uno de los puertos más caros del mundo. Y eso hace que el puerto de Montevideo nos esté sacando mucha carga...

¿Cómo es mantener una empresa en Argentina y en Brasil, con las crisis recurrentes que afectan a sus economías?
No es fácil... somos países cercanos pero tenemos culturas diferentes. El empresario brasileño suele tomar más riesgos que el Argentino, por ejemplo. Y no es fácil abrir una oficina allá. Yo lo fui haciendo por prueba y error. Primero fue una persona de mi staff a Porto Alegre. Pero no se adaptó y quiso volver. Después me instalé yo un tiempo en San Pablo e iba y volvía, pero me llenaba de culpa porque dejaba a mi hijo mucho tiempo solo... Ahora es él (con 28 años) quien se fue a vivir a Uruguayana y maneja la filial desde allá. A pesar de que no es un buen momento económico, nosotros estamos creciendo y sumando camiones a nuestra flota.

¿Qué la llevó a incursionar en el rubro de los camiones y la logística?
¿Siendo mujer, te referís?... Es que yo siempre fui muy perseverante, y cuanto más difícil el tema, más garra le pongo, me sale la sangre guaraní (se ríe)... Lo que pasó es que, a partir de los 2000 hubo una desregulación de la actividad, y las empresas de logística a ambos lados de la frontera empezaron a brindar servicios aduaneros. Entonces yo hice lo propio metiéndome en la logística. Hoy hay que dar servicios integrales para sobrevivir...

Pero no debe ser fácil, para una mujer, lidiar en un rubro tan masculino. ¿Alguna vez tuvo que negociar con (el líder camionero) Hugo Moyano?
Noo (ríe)... y eso que somos casi vecinos (N.de la R: las oficinas del grupo están sobre la calle Azopardo, a dos cuadras de la CGT). Pero no se trata solo de lidiar con empleados y contratistas hombres, sino con tus propios colegas, en las reuniones de las cámaras empresariales. A veces hasta es un tema el cómo ir vestida. Si te arreglás, parece que quisieras llamar la atención. Y sino, tenés que mimetizarte para pasar desapercibida. Entonces ellos se imponen, y si querés hacer oír tu voz, parece que estás gritando. Es hora de cambiar la cabeza e ir hacia una verdadera equidad de género...
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas