Noticias
Cargando...

"Hay una inercia de mala onda en la economía alimentada por la oposición"

"Hay una inercia de mala onda en la economía alimentada por la oposición"

En diciembre de 2015 Ernesto Sanz sorprendió a propios y extraños cuando anunció su intempestiva decisión de sacarle el cuerpo al fragor de la política. Hoy asegura a quien intente convencerlo de volver atrás sobre sus pasos que ésta no es una opción que piense siquiera contemplar. "Recuperé al ser humano que lo tenía perdido por haberme desequilibrado con la política", confiesa, en un extenso reportaje con 3Días.
El mendocino, arquitecto fundamental de la alianza Cambiemos que llevó a Mauricio Macri al poder, rompe el silencio a poco más de una semana de las primarias y afirma que en octubre se dará una polarización donde no habrá "lugar para terceras vías". También acusa a lo jueces de "especular políticamente" a la hora de sentarse a juzgar la corrupción K. "La verdadera grieta es entre la buena y la mala política. Y la única herramienta para poder resolverla es la Justicia, porque es la que tiene la potestad de distinguir quiénes son los buenos y quiénes los malos. Si no, para la sociedad somos todos iguales", sentencia.

- ¿Cómo es esto de ser una suerte de "ministro sin cartera" de Macri?
-No lo soy de ninguna manera, porque no ocupo ningún rol en especial, simplemente soy un colaborador que a veces intervengo en algunas cosas a pedido del Presidente o alguno de los ministros, y muchas veces solamente doy una opinión. No podría asimilarme al cargo de un ministro, porque tienen muchísimas responsabilidades y funciones y yo tengo muchas más libertades para moverme.

- Pero integra la mesa chica del Gobierno...
-Ellos tienen una mesa que se llama Gabinete de coordinación, yo no estoy todos los días, estoy cuando vengo desde Mendoza a Buenos Aires, la mayoría de las semanas estoy un par de días en Buenos Aires, normalmente martes y miércoles, y voy a esas reuniones. Me reciben muy bien y el Presidente me permite participar. Allí mi opinión sirve para integrar la visión del conjunto, porque al no estar dentro del microclima de todos los días, mi voz trae a veces la opinión del afuera. El Presidente tiene una virtud: escucha a mucha gente fuera del Gabinete, tiene mucha gente que le lleva datos, visiones, proyectos, muchas críticas también. Un gobernante debe nutrirse siempre de esas dos visiones, la de los colaboradores inmediatos, pero también de gente de afuera.

- ¿Cómo está hoy su relación con sus correligionarios? Tras el armado de listas hubo muchas quejas radicales al dedazo del macrismo y varios se quedaron afuera.
-Pero eso no es privativo de estas elecciones, ocurrió siempre, y en un partido como el mío, que es muy horizontal, de mucho debate, siempre hay gente que se queda afuera, en todos los cierres de listas. Antes quizá no tenía tanta trascendencia porque se cocinaba todo dentro del caldo exclusivamente partidario. Ahora que somos más, que está la CC y el PRO, y en algunas provincias otros aliados... Hay que mirarlo en esta perspectiva: cuantitativamente, el radicalismo va a tener otra vez más legisladores que los que renueva, eso ocurrió en 2015 y va a ocurrir en 2017. Hacía muchos años que no pasaba, que durante dos elecciones consecutivas la UCR pueda renovar más legisladores que lo que pone en juego es una noticia y es de por sí la respuesta más contundente a aquellos que se quejan. Ahora, desde lo cualitativo, el radicalismo ha sido y es una parte integrante muy sustanciosa de una fuerza política nueva en la Argentina. Cambiemos ha reemplazado en esta elección a esa fuerza homogénea, unida, de base territorial extendida que fue siempre el peronismo. El peronismo, el día de la elección, empezaba a recibir votos de todos los lugares del país en una ventanilla única, entonces siempre reaparecía el PJ como el ganador indiscutible a nivel nacional. Mientras tanto, los opositores al PJ estaban nadando en un mar de divisiones, nunca podías cobrar por una ventanilla única. Ahora la torta se ha dado vuelta: el que va hacer de peronismo en estas elecciones es Cambiemos, y el peronismo es el que está fragmentado y dividido. Si cuantitativamente vamos a tener más, y cualitativamente formamos parte de esta coalición potente que se instaló como una de las variables del famoso bipartidismo, ¿cuál es la queja?

- Mas allá de las listas, reniegan del lugar que ocupa la UCR en las decisiones del Gobierno...
-No soy el indicado para contestar eso, deberían ser los presidentes de bloque y el presidente del partido, que han conformado todos los martes una mesa donde hay tres de un lado, que son Peña, Frigerio y Monzó, y hay tres de este lado, que son Corral, Negri y Rozas. Además los tres radicales, que son la cara visible de la organicidad partidaria, forman parte del gabinete ampliado del Presidente. Ahora, el radicalismo también tiene que entender que hoy la política se manifiesta a través de la relevancia mediática, de la exposición, y entonces tiene que asumir que tiene que tener protagonismo mediático. Eso está faltando.

- ¿Y por qué cree que no lo asumen?
-El único rasgo de vanidad personal en este reportaje lo voy a hacer ahora: yo, durante un tiempo, me hice cargo de esa relevancia mediática. Lo hice como presidente del partido y demás, pero ya no estoy. Ahora hace falta que otros protagonistas tomen esa posta de la relevancia mediática, y quizá el ejemplo más claro sea Carrió, que sin tener una estructura como el radicalismo ni la cantidad de legisladores ni intendentes ni un partido orgánico, con una gran relevancia mediática y una gran inteligencia para usarlo, fijate lo que ha obtenido. Entonces el radicalismo, en vez de quejarse debería ver eso, tomar esa posta, ir a los programas, debatir... No hace falta inventar a nadie, los que tienen responsabilidades orgánicas tienen que hacerlo.
- ¿Gana las PASO Cambiemos?
-Si vos haces la sumatoria nacional, absolutamente. Y eso es un dato objetivo porque como decía, es la única fuerza política que va a tener una sola ventanilla donde va a ir sumando los votos de todo el país.

- La incógnita es qué va a decir el diario del lunes. Si CFK gana la Provincia y Cambiemos el resto del país, ¿quién emerge ganador? Aunque la Provincia es el 38% del padrón...
-Es verdad, sería necio desconocer que el título del día siguiente te define. Aún así, creo que va a haber dos elecciones diferentes, una la de agosto y otra la de octubre. La de agosto tendrá dos condimentos que no va a tener la de octubre: dispersión y apatía. Esos dos factores no van a estar en octubre, la dispersión se va a transformar en polarización.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario