Noticias
Cargando...

Camionero señaló a Martín Ríos como el nexo con una carga de marihuana

Camionero señaló a Martín Ríos como el nexo con una carga de marihuana

La primera jornada empezó cerca de las 8.40 con la lectura del requerimiento de elevación a juicio y las formalidades del caso, ocasión en que se volvió a relatar los trabajos de los efectivos del Escuadrón 50 la noche del 27 de agosto. Luego de ello, Barrios se sentó en el banquillo y decidió declarar ante los jueces Norma Lampugnani – presidenta -, Manuel Alberto Jesús Moreira y Mario Hachiro Doi.

Su relato se concentró en cómo consiguió la carga que debía llevar a Buenos Aires, y el momento en que subieron la madera al camión en un aserradero de Jardín América, hecho que fue interrumpido -aseguró-  por la llegada de la noche. En ese punto, un nombre que llenó titulares de todos los medios del país apareció: Martín Ríos (30), el jardinense cruentamente asesinado en Realeza, Brasil, quien sería el intermediario del camionero y dueño del local en el cual se habría cargado la droga.

“El 24 de agosto o 25 estaba sin carga y recibo una llamada de Martín Ríos, persona con la cual yo trabajé mucho tiempo y mi padre también. Me dice que había un amigo que tenía una carga de madera para transportar, así que le pasó mi número, hablamos por teléfono, nos pusimos de acuerdo con el flete y el viernes a la mañana me llama esta persona y me dice para cargar”, fueron las primeras palabras del imputado.

Barrios agregó que se fue desde Posadas hasta San Ignacio, donde se encontró con una persona que manejaba una camioneta blanca. Éste estaba acompañado por otra persona que tampoco conocía y  ambos lo llevaron hasta Puerto España, a diez kilómetros de Jardín América, donde metió el camión e iniciaron el cargamento del vegetal en el semirremolque. 

“Ingreso al aserradero, se presenta el dueño que dice ser Ariel Hettinger, quien me indica cómo acomodar el camión para cargar”, siguió. En esa instancia relató que la máquina que cargaba la madera estaba averiada y que demoraron mucho en arreglarla, lo que demoró hasta las 17. Subieron cuatro paquetes, hasta que todos decidieron postergar el trabajo hasta el día siguiente.

“Me dice para ir hasta el pueblo, yo le digo que no, que me iba a quedar en el camión, me dice que sí, que vamos porque no tenía nada para comer y me lleva a Jardín América”, relató Barrios, queriendo dejar en claro que su idea no era abandonar su vehículo, aunque por la insistencia del dueño del lugar, cedió. Comió y durmió cerca de una estación y a las 8 del día siguiente, según dijo, continuó la carga.

Una vez que terminaron emprendió viaje hasta Posadas, donde iba a dormir en su casa, para viajar el domingo debido a que quería estar en Buenos Aires el lunes. En el camino, la fuerza federal lo interceptó y descubrió la carga que fue corroborada primero con un can antinarcótico y después con el escáner que posee la Aduana en el puente Internacional San Roque González.

Fiscalía incisiva 
Luego de su alocución, intervino la representante del Ministerio Público, representado por la fiscal Viviana Barbosa. Esta última fue incisiva  y suspicaz sobre la confianza que mostró Barrios al separarse del camión, sobre todo ante la experiencia del hombre en este trabajo. También preguntó si no sintió ningún olor raro que emanaba la droga, algo que Barrios dijo no sentir.

En este punto el acusado también aclaró que conocía a Martín Ríos porque trabajó para él  transportando el producto de la empresa yerbatera que manejaba junto a su padre.

Consultado por la fiscal, el camionero expresó que Ríos no le dio ningún detalle sobre la carga que iba a transportar. “Sólo me dijo que me iba a llamar un conocido de él que tenía una carga de madera. No me dio ningún nombre, cuando me llama esta persona se presenta y no me acuerdo el nombre. No me acordé el nombre en todo este tiempo”, lamentó.

La magistrada no insistió sobre la participación de Martín Ríos (30), hijo de un ex intendente de Jardín América, pero para algunos de los presentes no resultó un protagonista más, sobre todo al recordar las circunstancias de su muerte. El joven empresario fue acribillado junto a su amigo Tata Antúnez (24) el miércoles 18 de julio, en un hecho que despertó infinitas especulaciones.

Autoridades brasileñas y fuentes policiales de Jardín América se posaron sobre la hipótesis de que el robo devenido en asesinato haya sido producto de una venganza por negocios ilícitos de ambos. “Aunque a todos nos pone mal, no me sorprende el final. Los brasileños se vengan tarde o temprano”, relató un conocedor de la zona en su momento. La participación de Ríos no está siendo investigada por ahora, pero sin dudas que no es una arista menor.

Proveedor o amante 
Por otro lado, Barbosa hizo hincapié sobre dos contactos que tenía el acusado en el teléfono y con quien estuvo hablando toda la noche: amigo y enano. Detalló que en su experiencia en juicios de narcotráfico los proveedores de droga de Paraguay siempre son agendandos así. A esto, visiblemente incómodo, Barrios respondió con idas y vueltas que se trataba de una mujer con quien mantenía una relación extramatrimonial (es casado y tiene tres hijos).

Tampoco supo dar mayores precisiones sobre una camioneta que lo pasó varias veces en la ruta, sospechada de ser un vehículo que se utilizaba como campana. Era de color blanca, pero dijo que no pudo identificar si era la misma con la que se había encontrado en San Ignacio antes de cargar el camión.

Al final, la Fiscalía pidió un análisis más exhaustivo sobre los dos teléfonos peritados por  Gendarmería Nacional, expresando que el peritaje inicial se hizo con un programa no actualizado. El estudio, expresó, podría realizarlo la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (Saic) para así escarbar más sobre las conversaciones del acusado, sobre todo en los mensajes de WhatsApp, y llegar a más piezas de la logística detrás de la carga.

En contrapartida, el abogado defensor Lionel Foiro pidió que se lo llame al presunto dueño del aserradero, Ariel Hettinger, quien raramente no está entre los testigos citados. La idea es que declare y que, si es necesario, se haga un careo. Ambos pedidos serán analizados por el Tribunal y podrían extender el debate alguna jornada más.  

Por lo pronto, continúa hoy a la misma hora y se espera que comparezcan los efectivos de Gendarmería Nacional que participaron en el operativo, así como los testigos que presenciaron la incautación de la marihuana
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario