Noticias
Cargando...

Piden que la Justicia sea implacable con los acusados de matar a Saucedo

Piden que la Justicia sea implacable con los acusados de matar a Saucedo

La ceremonia fue en el cementerio local ante alrededor de un centenar de personas que destacaron su hombría de bien e infinidades de anécdotas que lo pintaban como un joven honesto. Dijeron que amaba jugar al fútbol y era hincha fanático de River Plate, por lo que decidieron sepultarlo con una camiseta de ese club. Lo demás fue sólo llanto y desconsuelo.

“Nadie se va a olvidar de él porque sigue vivo en cada uno de nosotros, que sabíamos lo feliz que estaba siendo a muy poco tiempo de ser papá. Su vida se apagó de la peor manera, y le pedimos que interceda para que los asesinos paguen en la cárcel su muerte, que la Justicia sea dura e implacable”, dijo una allegada a la familia, en el momento en que los amigos del joven comenzaron a echar tierra a la fosa desplazando a los encargados.

La despedida se dividió en dos. La primera numerosa, con todos y la otra con un grupo reducido en la que estaba su entorno más cercano. Se agacharon alrededor de su tumba, pusieron música de Leo Mattoli “porque es el cantante que amaba” y entre risas y llantos rememoraron su vida en los años que lo vieron crecer y vivir en el barrio. Ese fue el final.

“Es increíble que hace pocos días estábamos juntos y ahora lo tenemos que enterrar”, dijo uno de sus amigos, aún incrédulo, destacando que “era un pibe bueno, que jamás molestaba a nadie y siempre estaba firme para nosotros. Su muerte nos duele muchísimo y creo que todos esperamos que quienes lo asesinaron no salgan más, que la Justicia se encargue de ellos”.

“Odiaba las injusticias”
Sandra Saucedo, mamá de Alejandro, tuvo la difícil tarea de contener a sus otros chicos y a su mamá que estaba al borde de la descompensación. Se mostraba fuerte pero de a ratos el dolor por tener que sepultar al hijo se la llevaba puesta. Se arrodillaba y lloraba, ya sin lágrimas.

“Mi hijo dio la vida por salvar la de otro que ni siquiera conocía y en ese momento estaba en una situación de pelea”, explicó, acotando que “otra persona pudo haber pasado por eso, pudo haber sido asesinado a puñaladas pero por desgracia fue él, porque por su honestidad y como era, odiaba las injusticias y no pudo quedar quieto sabiendo que otro estaba sufriendo”.

“Él puso su vida en juego para salvar a otro, es lo que entendemos hasta ahora y con esa imagen que lo pinta a la perfección nos vamos a quedar”, acotó Sandra, marcando en buena parte la secuencia de lo que sucedió en la vereda de Scombro Bailable.

Con un panorama más claro, se pudo precisar que la secuencia de golpes tuvo a Alejandro como protagonista en una segunda instancia, porque de acuerdo a lo que detallaron sus allegados, éste quiso interceder ante las agresiones que estaba sufriendo otro muchacho. Recién entonces, los tres hombres se agarraron a golpes con él hasta matarlo con una letal estocada.

Tal como lo informó El Territorio en la víspera, Saucedo estuvo desde casi la medianoche en el sitio junto a miembros de su familia y amigos. Cerca de las cinco de la madrugada se generó el cruce de palabras que rápidamente derivó en empujones, golpes y amenazas e indefectiblemente todo se trasladó hacia afuera. Éste salió pretendiendo intervenir y en ese contexto fue golpeado hasta que uno de los protagonistas sacó un cuchillo y lo incrustó en el cuello, causándole una lesión en la vena principal por lo que el desangrado fue inmediato, con la consecuente muerte a escasos metros de la puerta del baile.

“Eran tres contra él solo. Lo cercaron y empezaron a pegar piñas. Sólo se defendía y pedía que paren pero no le hicieron caso. En un momento un flaco alto de pelo lacio y remera amarilla sacó un cuchillo y le clavó en el cuello. Fue en un segundo. El chico se agarró y ahí nomás cayó al suelo boca arriba”, describió un testigo directo de la violenta secuencia.

Los detenidos a interrogatorio
Son tres los sospechosos que tendrán que rendir cuentas en la Justicia, tal como pidió la familia del chico asesinado. Entre ellos, de acuerdo a lo manifestado por los investigadores de la División Homicidios y de Delitos Complejos de la Policía de Misiones, estaría el presunto asesino.

El más complicado es Silvio Alejandro M. (20), quien en base a testimonios y una serie de elementos habría sido el autor de la puñalada letal. Después, a decir de la pesquisa, corrió en dirección al barrio San Jorge (donde vive) y en el camino desechó el cuchillo que fue incautado y enviado a peritar.

Los demás involucrados son Javier M. (32) y Martín V. (26). Éstos habrían participado en la trifulca pero por ahora no existirían indicios de responsabilidad directa sobre la muerte. De todas formas la investigación permitirá establecer que rol ocupó cada uno en el homicidio.

Lo que diga cada uno será vital para conocer el móvil del crimen. Serán indagado en las próximas horas por el titular del Juzgado de Instrucción Dos, César Yaya, quien espera el resultado de las pericias solicitadas.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario