Noticias
Cargando...

El consumo masivo sigue en baja y analistas prevén un cierre de 2017 negativo

El consumo masivo sigue en baja y analistas prevén un cierre de 2017 negativo

Son datos preliminares. Coinciden en afirmar que en junio se mantuvo la tendencia negativa. Con suerte, consideran que el año cerrará con una retracción de 2%
El consumo masivo sigue esperando los brotes verdes. El primer semestre cerró con una fuerte caída y los analistas ya proyectan un cierre de año con cifras negativas. La pérdida de poder adquisitivo sufrida el año pasado sumado al magro cierre de las paritarias de 2017 y a las expectativas de una economía con problemas de empleo y con una inflación que no termina de ceder son clave a la hora de analizar por qué no se avizora un repunte de la demanda de alimentos, bebidas y artículos de limpieza y tocador en las grandes cadenas de supermercados, autoservicios y almacenes.
Consultados directivos de tres de las consultoras que analizan la evolución del consumo, coincidieron en que los datos de junio no cambiaron respecto de la tendencia que registraban hasta mayo, por lo que el semestre cerró con malas noticias. De todas maneras, los números aún preliminares varían según cada firma. Mientras que para Kantar WorldPanel el semestre habría cerrado con una baja del 3%, en Scentia hablan de entre 4,5% y 5%, en tanto que para Nielsen los números son mucho más pesimistas y giran en torno a una baja de 8%.
Las expectativas para el segundo semestre son algo más alentadoras en el sentido de que se espera una desaceleración de la caída, pero nadie está viendo un repunte del consumo. Las mermas podrían ser más tenues porque las bases de comparación del 2016 son más bajas, pero el año cerraría con caídas, en el mejor de los casos, de entre 1% y 2%, estiman los analistas.
Preocupado por este escenario, y con las elecciones legislativas en el medio, el Gobierno convocó a un "consejo de expertos" en el tema para sondear cómo viene el consumo y escuchar diversas opiniones no sólo respecto de cómo cerrará el año sino también cómo podría atacarse el problema (ver aparte).
"No hay señales de un cambio. En junio hubo aumentos importantes de precios, por lo que es muy difícil ver una modificación de tendencia en el consumo. El semestre va a dar muy parecido a lo que venía dando hasta mayo (3%), lo cual es preocupante para lo que resta del año, ya que para que el 2017 cierre al menos empatado deberíamos tener un segundo semestre positivo, y no lo estamos viendo", sostuvo el director de Kantar World Panel, Juan Manuel Primbas.
El ejecutivo agregó que no hay señales de mejoras en el poder adquisitivo en los hogares de menores recursos y que los sectores de altos ingresos "no están priorizando lo básico", sino otros consumos. En este segmento, el consumo masivo no cae, pero tampoco crece, explicó. Primbas también sostuvo que las expectativas negativas en términos de empleo, inflación y actividad económica terminan afectando el consumo. En este contexto, Kantar prevé una caída del consumo en el año de entre 1 y 2%.
Por su parte, Osvaldo del Río, de Scentia, coincidió en que el escenario en junio se mantuvo y que el semestre podría cerrar con una caída acumulada de entre 4,5% y 5%. Hasta mayo, alcanzaba el 5,1%. Con la excepción del rubro bebidas con alcohol, que hasta ese mes mostraba un alza de 1,3%, todas las categorías registraban caídas. Las más afectadas son los de perecederos y fríos y las bebidas sin alcohol, con mermas de más de 6%.
A su vez, la consultora Nielsen presenta cifras bastante más negativas que su competencia. Hasta el quinto mes del año, la contracción acumulada del consumo masivo en las grandes cadenas escalaba al 8,2%, cifra que se replica si se considera el índice que mide también el canal tradicional.
Según afirmó el director de Retail Services de Sudamérica de la firma, Pablo Mandzij, aún se está procesando el dato de junio, pero replicará la tendencia. "En el segundo semestre deberíamos empezar a ver una desaceleración de la caída porque tenemos bases de comparación más bajas, pero es difícil que veamos un número positivo", sostuvo. Y añadió: "La inflación venía controlada, pero ahora hubo aumentos de combustibles, lo que genera de nuevo expectativas negativas". En cuanto a las categorías, la que presenta menos caídas es la de productos de almacén (5%), pero las de limpieza; cosmética y tocador; frescos y bebidas mostraron hasta mayo bajas de hasta 10%.
Mientras que en las cadenas de supermercados, almacenes y autoservicios el consumo viene el picada, el canal mayorista muestra mejor performance debido a que muchos consumidores comenzaron a realizar algunas compras en ese canal en busca de mejores precios.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario