Noticias
Cargando...

Temer evita el fin de su mandato en Brasil pero aún enfrenta obstáculos

Temer evita el fin de su mandato en Brasil pero aún enfrenta obstáculos

Sabe que es muy importante mantener su coalición en el Congreso, pero su principal socio, el PSDB podría romper porque sus miembros están cada vez más nerviosos
Lo primero que ven los pasajeros al aterrizar en el aeropuerto de Brasilia son gigantescos carteles publicitarios de la serie televisiva estadounidense House of Cards, cuyo personaje principal es un experto operador político llamado Frank Underwood. En uno de ellos se lee una cita de Underwood: "Hay un error que cometen casi todos, elegir el dinero por sobre el poder".
Pero en una capital que ha visto mucha intriga política en este año, al menos un político ha demostrado que no necesita lecciones de Hollywood sobre el maquiavelismo: el Presidente Michel Temer.
Gracias al fallo emblemático del tribunal electoral de Brasil, Temer sobrevivió a una de las pruebas más cruciales que ha enfrentado desde que asumió su cargo el año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff.
La decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) era sobre una causa de larga data que acusaba a la campaña de Rousseff de 2014 de haber utilizado fondos ilegales. Si la Corte hubiera fallado a favor de la parte acusadora, Temer (que se había postulado como su vicepresidente) habría tenido que abandonar su cargo. Pero el tribunal compuesto por siete jueces, dictaminó 4-3 que no tenía suficiente evidencia para anular la fórmula Rousseff-Temer.
"Es un gran alivio para el presidente y le dará la oportunidad de planificar sus siguientes pasos", dijo Thiago de Aragão, director de Arko Advice, la consultoría de estrategia política.
Pero Temer aún enfrenta una investigación potencialmente devastadora y –según los analistas– una batalla para mantener su gobierno de coalición y el empuje de su ambicioso programa de reformas diseñado para ayudar a rescatar la economía más grande de América Latina de la peor recesión en su historia.
El mes pasado salió a la luz una grabación que presuntamente muestra al presidente discutiendo sobornos con el Joesley Batista, el multimillonario ex director del gigante frigorífico JBS. Como parte de una negociación de cargos con ejecutivos de JBS, la policía filmó al congresista Rodrigo Loures, uno de los antiguos asesores especiales de Temer, recibiendo una maleta llena de dinero de la compañía. Se ha especulado que Loures, que está en prisión, podría acceder a una delación premiada. Temer ha negado todas las acusaciones.
Los analistas también han pronosticado que la oficina del fiscal general podría presentar cargos contra Temer en la Suprema Corte. Pero la constitución de Brasil establece que un presidente en ejercicio no puede ser procesado si la denuncia no es aprobada por dos tercios de la Cámara de Diputados.
Esta posibilidad recalca lo importante que es para Temer mantener su coalición en el congreso. La ruptura más seria podría surgir del PSDB –el partido pro negocio que es el socio principal de su partido gobernante PMDB en la coalición– cuyos miembros están cada vez más nerviosos por las acusaciones en contra de Temer. "El PSDB siente que ha perdido demasiado capital político al apoyar a Temer y que no ha recibido nada a cambio", dijo Carlos Melo, analista político de la Universidad de San Pablo.
Para los inversores, el factor más importante es qué pasará con el programa de reformas de Temer, que incluye su propuesta para reformar el insostenible sistema previsional del país. "Necesitamos impulsar la reforma de las pensiones", dijo Arthur Maia, un aliado de Temer e impulsor del proyecto de ley en la cámara baja. "Brasil necesita estas reformas independientemente de quién sea el presidente", agregó.
Aunque la decisión del TSE le ha dado un respiro al presidente, Temer va a necesitar todas sus habilidades estilo "House of Cards" para sobrevivir, aseguran los analistas.
La decisión ya ha tenido impacto. La mayoría de los jueces, incluyendo dos nombrados recientemente por Temer, decidieron ignorar evidencia clave de una investigación de corrupción política de Petrobras, la petrolera estatal, y de Odebrecht, uno de sus contratistas.
"La crisis de legitimidad que ha devastado nuestro sistema político aparentemente se ha extendido al sistema judicial", escribió Oscar Vilhena Vieira, un abogado, en una columna en el periódico, Folha de S.Paulo.
Pero hasta sus enemigos políticos admiten que hay pocos que conozcan a Brasilia como Temer. El político de 76 años ha sido el presidente de la cámara baja de congreso tres veces.
"La coalición gobernante no ha abandonado a Temer porque no tienen a otro político con su capacidad para articular una estrategia en el Congreso", dijo la senadora Gleisi Hoffmann, del Partido de los Trabajadores.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario