Noticias
Cargando...

Pagan menos subsidios a la energía pero se los lleva el transporte público

Pagan menos subsidios a la energía pero se los lleva el transporte público
Frente a las duras críticas ortodoxas, el Gobierno continúa licuando el gasto en subsidios para sectores económicos. Si bien la baja fue mínima en mayo (0,1% interanual), la retracción acumula 5% en los primeros cinco meses del año, según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Pública (ASAP). Pero esta reducción, además, es en términos nominales, sin descontarle el efecto inflacionario.
Desde que arrancó 2017, el Estado nacional destinó $ 82.978 millones a transferencias de carácter económico para el financiamiento de empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado. De estos, $ 69.317 millones fueron para gastos corrientes (subsidios) y $ 20.190 millones se entregaron en mayo.
ASAP presentó ayer el análisis de mayo, en el que se destaca que los subsidios al sector energético -que representan un 55% del total-, cayeron un 12% interanual y un 11% en el acumulado del año. En el quinto mes de 2017, este sector recibió $ 12.175 millones y desde enero, $ 38.126 millones.
La baja se debe casi exclusivamente a la reducción de transferencias a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que se achicaron un 11% ($ 10.000 millones) frente al mismo mes del año anterior y un 58% ($ 15.000 millones) en lo que va de 2017.
Como contracara, las transferencias corrientes para el transporte -un 40% de la torta- totalizaron en mayo $ 7199 millones y crecieron un 26%. De esa manera, acumularon $ 28.251 millones hasta el mes pasado, un 15% más que en los primeros cinco meses de 2016.
A la vez, las empresas públicas como AySA, Radio y Televisión Argentina, Télam y el Correo Argentino recibieron en mayo $ 665 millones, un 53% más en términos interanuales. En el total entre enero y mayo, les transfirieron $ 2268 millones, con una caída de 47% respecto al mismo lapso del año anterior.
El jefe de asesores del Ministerio de Hacienda, Guido Sandleris, analizó: "Los subsidios en términos reales muestran un fuerte descenso. Es lo más ineficiente que teníamos en las cuentas y va a continuar este recorte". "De acá en adelante no va a haber sorpresas, porque los subsidios dependen de precios internacionales, como los de los combustibles, y las tarifas, que ya aumentaron este año", puntualizó el funcionario.
Rafael Flores, economista y presidente de ASAP, sintetizó: "Las tendencias se van a mantener. Habrá menos subsidios en energía -incluso en términos nominales-, más para transporte (aunque más moderado que en años anteriores) y reducción de gastos en las empresas públicas". Flores explicó que "en el único punto del Presupuesto donde se ve un ajuste es en subsidios a la energía, y es razonable". En ese sentido, aclaró que las cuentas nacionales son "bastantes rígidas", ya que el 40% del Presupuesto se destina a jubilaciones y pensiones y el 12% a salarios, "y eso no se puede tocar".
Flores comparó las transferencias para energía -que están entre los "peores gastos" porque son "inequitativas, pensadas para los sectores altos y están concentradas en el Área Metropolitana de Buenos Aires"- con las que se destinan a transporte, que llegan a los sectores medios y bajos de la población.
Por su lado, el economista Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, coincidió con que las transferencias a la energía "van a seguir bajando, ya que el ajuste de tarifas se hizo para eso", mientras que observa que el Gobierno "decidió otorgar más subsidios en transporte para no tener que aumentar y convalidar la suba de costos de las empresas, entre ellos el tema salarial".
Caamaño está seguro de que después de las elecciones habrá otro incremento en la tarifa de ómnibus para la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano porque, si no, "sería ir en contra del sentido común y solamente se postergaría hasta el año que viene, donde se tendría que hacer todo junto"


Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario