Noticias
Cargando...

Ordenan en Brasil bloquear la venta de activos argentinos de la firma que denunció a Temer

Ordenan en Brasil bloquear la venta de activos argentinos de la firma que denunció a Temer

Un juez del país vecino dictaminó la detención del proceso, por considerar que obstaculizaría la investigación del caso de corrupción que involucra a la firma
El juez federal de Brasil, Ricardo Leite, ordenó detener la venta de los activos de JBS en la Argentina, Uruguay y Paraguay, tras considerar que ese proceso podría obstaculizar la investigación del caso de corrupción que afecta a la empresa procesadora de carne en aquel país.
Acosada por el escándalo de pago de coimas, que hizo tambalear al Gobierno de Michel Temer, y con declive de sus ingresos, el frigorífico acordó a principios de junio la venta de sus unidades productivas en estos tres países sudamericanos. Lo hizo por un valor estimado de u$s 300 millones, a la también brasileña Minerva Foods, competidora en el sector vacuno (el acuerdo, según afirmaron en su momento, había sido aprobado por los directorios de ambas compañías).
Según reveló ayer la agencia Reuters, la Fiscalía General de Brasil solicitó que la Corte de Auditoría Federal congele los activos pertenecientes a JBS y a sus accionistas mayoritarios. En base a los términos del pedido enviado al tribunal de cuentas, conocido como TCU, la oficina del fiscal general estaría buscando garantizar el reembolso de unos 850 millones de reales (unos u$s 255 millones) por los perjuicios que sufrió el banco estatal Bndes, por sus acuerdos con la empresa.
Días atrás, la compañía reveló un plan de desinversión que estaría llevando adelante, por un monto estimado de u$s 1800 millones. Con este plan, buscaría recortar su fuerte deuda, que se agrandó tras acordar el pago de una multa récord por su rol en ese caso de las coimas. La iniciativa, que depende de la aprobación de su junta directiva y el banco Bndes, prevé la cesión del 19,2% de sus acciones en la empresa de productos lácteos Vigor Alimentos, y la venta de su participación en la compañía estadounidense de alimentos para ganado Five Rivers Cattle Feeding, o en la norirlandesa Moy Park.
En este sentido, en el día de ayer, el diario Folha de S. Paulo, estimó que por los negocios que se desprenderá, la compañía espera obtener por lo menos 15.000 millones de reales (unos u$s 4500 millones), en los próximos meses. El objetivo sería devolver parte de los 70.000 millones de reales (unos u$s 21.000 millones) que sus empresas deben al mercado.
El caso que afecta a la compañía estalló tras la confesión de sus propietarios, los hermanos Joesley y Wesley Batista, a la Justicia brasileña de que en los últimos años pagaron sobornos por 600 millones de reales (unos u$s 187,5 millones) a 1829 políticos a cambio de favores. Días atrás, J&F Investimentos, la matriz de JBS, firmó un acuerdo de indulgencia por el que deberá pagar unos 10.300 millones de reales (u$s 3100 millones).
Según estimaciones del mercado, esta situación, más la debilidad de la división Mercosur de JBS, y una moneda brasileña más fuerte contribuyeron a una caída de 14,3% en sus ingresos netos en el primer trimestre del año.
En la Argentina, la salida de JBS y la entrada al mercado de Minerva, involucra un negocio de cinco plantas frigoríficas, de las cuales cuatro se encuentran paralizadas. Además, la transacción incluye un centro de distribución y una unidad de procesamiento. El acuerdo entre ambas compañías disponía que Minerva se haría cargo a través de su subsidiaria Pul Argentina de la totalidad de las operaciones de JBS Argentina, hasta ahora dueña de la marca Swift y Cabaña Las Lilas en el país. En tanto, Frigomerc y Pulsa, también subsidiarias de Minerva, asumirán el control del 100% del capital social de JBS Paraguay (incluye tres unidades frigoríficas) y del Frigorífico Canelones, de Uruguay.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas