Noticias
Cargando...

La prueba de olor compromete a los detenidos en el caso Achingo

La prueba de olor compromete a los detenidos en el caso Achingo
Mientras los cinco detenidos por el crimen del sindicalista Pablo Achingo (58) intentaron despegarse del hecho en sus respectivas declaraciones indagatorias ante la Justicia, una nueva y novedosa pericia efectuada por la Policía provincial pareciera comprometerlos aún más.
Es que, de acuerdo a la información que pudo obtener El Territorio, durante la mañana de ayer en la Jefatura de Policía se llevó adelante una pericia de odorología forense, una técnica científica que se basa en la utilización de olores para identificar personas.

Del examen participaron los efectivos de la Dirección General de Policía Científica de la Policía de Misiones, en conjunto con la Brigada de Canes, y consistió en la utilización de perros adiestrados para la búsqueda de olores de la víctima en evidencias recolectadas durante la pesquisa del crimen.

En este caso, a Tommy, un golden perteneciente y entrenado especialmente por la Brigada de Canes de la fuerza provincial, se le hizo olfatear prendas de Achingo y luego enfrentarlo a huellas de olor recolectadas en las butacas traseras del vehículo Citroen C4 que se encuentra secuestrado en el marco de la causa.

El resultado, según indicaron fuentes de estricta reserva, fue positivo y esto sumaría una nueva prueba científica contra los acusados, ya que ubicaría a la víctima dentro del rodado.

Mientras tanto, la Justicia aún aguarda el informe del resto de las pericias científicas, entre ellas los exámenes de laboratorio practicados a las muestras del material genético hallado en la vivienda allanada y en los rodados incautados. En la casa, los reactivos de luminol dieron positivo, pero  ahora se deberá determinar si efectivamente es sangre o no.

Pericia novedosa
Los voceros del caso indicaron que esta la primera vez que se utiliza con éxito la pericias odorológica en la provincia, ya que la vez anterior había sido en 2003, en el marco de la investigación por el secuestro de Cristian Schaerer (21), pero los canes no había logrado detectar rastros de la víctima.

Este tipo de pericias se implementa desde 1989 a nivel mundial y desde 1997 en la Argentina, donde fue perfeccionada por el veterinario Mario Rosillo y por Corbata, un cruza con ovejero alemán que en su momento participó en la búsqueda de Schaerer y también de Fernanda Aguirre, desaparecida en julio de 2004.

Justamente, Rosillo estuvo presente la pericia efectuada por el caso Achingo y explicó aspectos de la técnica. “La prueba odorológica forense es la identificación humana molecular del olor humano con evidencias en la escena del crimen. Los perros detectan compuestos orgánicos volátiles que la persona descama. Una persona descama 45.000 moléculas por minuto y el perro tiene esa capacidad de discriminar olores”, sintetizó.

El referente de odorología en toda Latinoamérica explicó además que esta técnica “es algo que se trabaja en dos bloques. Por un lado criminalística, que es la que levanta y analiza los olores, y después la parte canina que es, en este caso, la Brigada de Canes, que es donde se entrena a los perros para esta parte. Criminalística va a la escena del crimen y hace todo el levantamiento de las muestras posibles que sean para odorología, dactiloscopia y demás”.

Según indicaron, el levantamiento de muestras moleculares de olor se efectúa con gasas, las cuales después pueden ser preservados. “Es una técnica científica que tiene reconocimiento de la Cámara de Casación Penal de la Argentina. Es una técnica biométrica, de fijación, que puede realizarse en el tiempo y que también tiene un banco de olor humano”, culminó Rosillo.

Se dijeron inocentes ante la Justicia
Los cinco detenidos por el crimen del sindicalista posadeño desfilaron por los pasillos del Juzgado de Instrucción Uno desde la mañana del martes hasta entrada la madrugada de ayer. Camila L. (22), los hermanos Elio (28) y Marcelo O. (30), Yonathan H. (25) y Pedro R. (28) primero designaron a sus abogados defensores, quienes tomaron conocimiento del expediente, y recién después de eso comenzaron a ser indagados por el juez Marcelo Cardozo.

La diligencia judicial comenzó así el martes a las 20 y culminó recién ayer a la madrugada.

Según se pudo saber, todos optaron por hablar y brindar su versión de los hechos, se despegaron del crimen y se declararon inocentes. Negaron además conocerse entre sí -excepto los hermanos- y presentaron diferentes coartadas ante el juez que investiga el caso.

Varios de ellos aseguraron que tienen cómo demostrar la veracidad de sus coartadas, por lo que ahora la Justicia deberá analizar esas aristas.

La único joven detenida, de quien se sospecha ofició como 'entregadora', dijo ante el juez que esa noche estuvo con varios clientes, pero no pudo identificar a ninguno.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario