Noticias
Cargando...

La compleja trama que precipitó el aislamiento de Qatar en el Golfo

La compleja trama que precipitó el aislamiento de Qatar en el Golfo

El respaldo que supuestamente Doha le brindó al terrorismo provoca un enfrentamiento entre aliados clave de Estados Unidos en Medio Oriente
La medida sin precedentes que tomaron Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin de cortar relaciones diplomáticas e interrumpir el transporte con Qatar provoca un enfrentamiento entre los importantes aliados que tiene Estados Unidos en Medio Oriente.
La iniciativa de ayer apunta a aislar al estado del Golfo debido a su supuesto apoyo al terrorismo. Ahora los qataríes tienen dos semanas para abandonar los cuatro países, mientras que los sauditas, egipcios, emiratíes y bahreiníes tienen prohibido viajar al estado o cruzarlo.
Qatar tiene una población de apenas 2,7 millones, y la mayoría de los habitantes son expatriados. Las vastas reservas de gas lo convirtieron en una de las naciones más ricas del mundo y es un vital proveedor de gas natural licuado para Asia y Europa. El país también tiene grandes inversiones en el Reino Unido, incluyendo el edificio Shard de Londres y la tienda Harrods y en Europa, a través del fondo de riqueza soberana Qatar Investment Authority.
¿Cuál es el impacto inmediato para Qatar?
El impacto será profundo porque Qatar importa la mitad de los alimentos que consume a través de su frontera con Arabia Saudita. El cierre también probablemente afecte la industria de la construcción y ponga en riesgo la capacidad de Doha de preparar el Mundial de Fútbol de 2022.
También afectará la aviación. Los vuelos de Qatar Airways –una de las aerolíneas que más crece en el mundo– hacia el oeste serán más largos dado que no podrá atravesar el espacio aéreo saudita. Etihad y Emirates, ésta última con base en Dubai, ya anunciaron la cancelación de los vuelos hacia Qatar a partir de hoy.
Riad y Abu Dhabi también informaron que buscarán medidas legales para evitar que otras compañías utilicen su espacio aéreo para llegar a Doha, pero todavía no surgieron los detalles del intento para intensificar el bloqueo.
Si la disputa se profundiza, el abastecimiento de gas natural qatarí a su vecino Emiratos Árabes Unidos a través del gasoducto Dolphin podría interrumpirse. Se trata de una tercera parte de lo que necesita Emiratos Árabes Unidos en un momento en que la demanda de energía sube debido a los calurosos meses de verano.
¿De qué se lo acusa a Qatar?
Hace tiempo que los vecinos de la región, especialmente Emiratos Arabes Unidos, critican el apoyo que brinda Qatar a movimientos islámicos.
Abu Dhabi considera que Doha al abrazar al islam político, incluyendo a Hermandad Musulmana y al grupo militante palestino Hamás, crea una amenaza existencial para las monarquías del Golfo. Ambas hace años que están en una guerra de propaganda cada vez más viciosa en la que usan los medios estatales para lanzar acusaciones entre ellos.
Doha, que desde tiempos inmemorables es hogar del líder espiritual de Hermandad, el jeque Yusef al-Qaradawi, actúa como refugio para activistas islámicos, incluyendo ciudadanos sauditas y emiratíes.
Qatar también respalda a los partidos islámicos y grupos rebeldes en conflicto, incluso en Libia y Siria.
En Siria, Qatar ha sido el promotor más agresivo de los grupos islámicos que buscan derrocar el régimen del presidente Bashar al-Assad. Los críticos sostienen que eso ha incluido asistencia indirecta a socios de Al Qaida como Tahrir al-Sham, a través de pagos de rescates para la liberación de rehenes.
Arabia Saudita también ha respaldado a grupos islamistas, pero los observadores sostienen que redujo su asistencia directa en los últimos años. Los críticos de Occidente acusan a Doha de cooperar muy poco en la lucha contra la financiación del terrorismo.
Egipto y Emiratos Árabes Unidos también acusaron a Qatar y Turquía de apoyar a los rebeldes islámicos en Libia. El Cairo y Abu Dhabi respaldan a Khalifa Haftar, militar que controla gran parte del este de Libia.
Regionalmente, Doha tejió relaciones más estrechas con Ankara, que adoptó un enfoque similar en cuanto al respaldo a grupos islamistas en Siria. Turquía abrió una base militar en Qatar, que durante años albergó el cuartel general militar regional de Estados Unidos en la base aérea al-Udeid.
Qatar admite que su visión del islam político y de Hermandad Musulmana difiere de la de sus vecinos, pero sostiene que no tiene nada de malo respaldar grupos que reciben un generalizado apoyo popular. Niega estar apoyando a grupos terroristas violentos.
¿Cuáles son los vínculos entre Qatar e Irán?
El eje Riad/Abu Dhabi cada vez está más preocupado por cómo Doha en los últimos meses trata de quedar bien con el Irán chiíta, que es el archi-rival de Arabia Saudita.
Qatar, un estado sunita que comparte su masivo gasoducto del Norte con la república islámica, generalmente toma una postura menos agresiva hacia Irán, al igual que Oman, su aliado en el Golfo.
Doha se enorgullece de ser neutral y de poder actuar como intermediario en conflictos regionales, desde Líbano hasta Sudán. La ciudad alberga funcionarios de grupos considerados terroristas por muchos otros estados, incluyendo Hamas y Talibán en Afganistán.
Pero los críticos de Doha sostienen que la mediación neutral ha mutado a apoyo a los grupos que están activamente atacando los intereses de los estados sunitas del Golfo.
Acusan a Qatar de haber pagado el mes pasado millones de dólares a grupos respaldados por Irán, incluyendo a Hezbolah, para garantizar la liberación de qataríes que habían sido secuestrados en el sur de Irak el año pasado.
Riad acusa a Teherán de interferir en Siria, Irak, Líbano, Yemen y Bahréin. Haber roto filas en Irán es considerado como una traición que llegó demasiado lejos.
¿Por qué ahora?
La guerra de propaganda entre los medios financiados por el estado de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos contra Qatar viene escalando hace semanas.
Doha informó que su agencia de noticias estatal el mes pasado había sido hackeada después publicar supuestos comentarios del émir qatarí, jeque Tamim bin Hamad Al Thani, expresando su apoyo a Hermandad Musulmana.
Los medios sauditas y emiratíes ignoraron la información del hackeo y transmitieron varias veces los supuestos dichos del jeque Tamim.
El canal estatal qatarí de televisión satelital, Al Jazeera, luego le dio prominencia a los reportes de esta semana sobre el aparente hackeo de emails escritos por Yousef al-Otaiba, el influyente embajador de EAU en Estados Unidos, que se referían a la campaña contra las supuestas vinculaciones de Doha con el terrorismo.
La profundización de la pelea entre los aliados de Norteamérica –que se retrotrae a 2014– se produce poco tiempo después de la visita del presidente Donald Trump a Arabia Saudita, donde brindó su respaldo al liderazgo de Riad contra la interferencia proveniente de Irán en el mundo árabe.
Trump esperaba tejer una unidad entre los aliados de Washington en Medio Oriente para contrarrestar la influencia de Teherán y la lucha contra los grupos extremistas sunitas como Estado Islámico (ISIS).

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas