Noticias
Cargando...

Empresarios insisten con bajar impuestos, pero el Gobierno ratificó gradualismo

Empresarios insisten con bajar impuestos, pero el Gobierno ratificó gradualismo

La AEA almorzó con el ministro de Hacienda y apoyó todas las medidas del Gobierno. Pero pidió reforma tributaria. La UIA, contra la industria del juicio

La política le pide al Gobierno gradualismo. No es novedad. Pero el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, volvió a insistir sobre este punto ante las demandas de los principales empresarios del país respecto de la necesidad de bajar impuestos para aumentar las inversiones. En un almuerzo organizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA) en el hotel Four Seasons, el funcionario repasó los lineamientos de la gestión y les planteó que "para crecer sostenidamente, es necesario aumentar la productividad de la economía". Les pidió que ayuden al Gobierno en este proceso.
Por su parte, y en un clima muy cordial, los hombres de negocios plantearon que con el actual nivel de presión impositiva, que alcanza al 40%, es difícil realizar inversiones para aumentar la productividad. "Ellos sostienen que hay que mantener el déficit bajo, por lo que es complicado bajar impuestos. Pero nosotros planteamos que con estos tributos no se puede invertir para subir la productividad y el empleo. El Gobierno insiste con el gradualismo", afirmó a El Cronista el empresario textil y vocal de AEA, Teodoro Karagozián.
La posición reflejada por el dueño de TN Platex es extendida a la mayoría de los miembros de la entidad, aunque el comunicado de AEA fue muy condescendiente con la actual administración. Destacaron su "acuerdo con el rumbo general del Gobierno" y señalaron que "el marco de previsibilidad y de reglas del juego claras que existen actualmente posibilita vislumbrar un crecimiento económico sostenible". Para ello –agregó el comunicado– los empresarios se comprometieron a "avanzar decididamente en una agenda de productividad que contribuya a acelerar el desarrollo económico en áreas como la reforma impositiva, el abastecimiento energético, la reducción de costos logísticos y el financiamiento para las inversiones".
Luego de las palabras de Dujovne, que llevó escritas, comenzó el ida y vuelta con los empresarios. El CEO de Techint, Paolo Rocca, preguntó por la reforma tributaria y la evolución del déficit y el presidente de AEA, Jaime Campos, lo felicitó por la baja de la inflación, que en mayo fue de 1,3%. Martín Migoya, de Globant, habló de la innovación, en tanto que el dueño de Irsa, Eduardo Elzstain, se refirió a la importancia de que la Argentina sea la sede del G20 el año próximo.
Sobre la tan requerida reforma tributaria, el ministro insistió con el gradualismo, con la teoría de la "sábana corta", que implica que es difícil bajar im puestos cuando se quiere reducir el déficit fiscal.
Aún así, el Gobierno trabaja en una iniciativa para enviar al Congreso luego de las elecciones, con el foco puesto en la reducción/eliminación del impuesto al cheque e Ingresos Brutos. Este último, igualmente, debe ser trabajado con las provincias.
Sobre el déficit, Dujovne aclaró que cumplirán a rajatabla con las metas fijadas, que para este año es del 4,2% del PBI.
El ministro estuvo acompañado por el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani, mientras que por el sector empresario estuvieron presentes, además de los ya mencionados, Sebastián Bagó; Maurizio Bezzecheri (Edesur), Alejandro Bulgheroni (PAE); José Cartellone; Eduardo Costantini (Consultatio); Alfredo Coto; Enrique Cristofani (Santander Río); Julio Figueroa (Citibank); Alberto Grimoldi, Luis Perez Companc; Cristiano Rattazzi (Fiat); Pablo Roemmers y Aldo Roggio, entre otros.
La alta presión tributaria también fue tratada en el encuentro de junta directiva de la UIA, que tuvo como invitado al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y su equipo. Antes de que llegue el funcionario a la sede de Avenida de Mayo, el director ejecutivo de la entidad, Diego Coatz, había expresado que es la primera vez en la historia que la Argentina tiene una carga impositiva superior a la de Brasil.
Los funcionarios de Producción informaron sobre las medidas implementadas en favor de la industria, como por ejemplo la Ley de Compre Nacional, mientras que los industriales repasaron, sector por sector, la situación de cada uno. En general, la industria atraviesa un escenario complejo, aunque algunas actividades destacaron mejoras en los últimos meses.
Entre los factores que afectan la competitividad de la industria, los empresarios incluyeron la litigiosidad. Tras las declaraciones del presidente Mauricio Macri sobre la industria del juicio, Cabrera pidió apoyo al sector privado y desde la UIA ratificaron su preocupación al respecto. "No es casual que haya menos siniestros y más juicios, lo que genera sobrecostos a las empresas", planteó el presidente de la central fabril, Miguel Acevedo.
Por otra parte, el secretario de Comercio, Miguel Braun, llevó tranquilidad a los industriales sobre la actitud respecto de China y ratificó que el Gobierno seguirá defendiendo la actividad local.
De todos modos, se escucharon varios reclamos de industriales por el alza de las importaciones. De hecho, el vicepresidente Adrián Kaufmann, de Arcor, elevó la demanda del sector conservero de la Cámara Industriales de Productos Alimenticios (CIPA) sobre el fuerte aumento de las compras de latas de tomate al exterior. Según explicó, en el primer cuatrimestre hubo un aumento de 3000% en la importación de este producto.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas