Noticias
Cargando...

El PJ habilitó a Randazzo a competir y hoy Cristina define

El PJ habilitó a Randazzo a competir y hoy Cristina define

Espinoza mandó una carta al ex ministro y le comunicó que habrá otro frente electoral con algunos integrantes del FpV. La ex Presidenta recibe a intendentes en el Patria
Martes 13: no te cases, no te embarques y no proscribas. En una hermenéutica misiva, de variadas interpretaciones en homenaje al día del escritor celebrado ayer, el PJ bonaerense le informó a Florencio Randazzo que, como afiliado, puede competir como candidato en las próximas PASO usando el sello partidario. De los tres párrafos, es la única certeza. Se trata, ni más ni menos, de un mensaje subliminal del cristinismo al ex ministro para despejar las dudas de que correría la misma suerte que en 2015 cuando se quedó sin interna.
En cambio, el principio de la carta documento, firmada por la apoderada Patricia García Blanco cumpliendo "expresas instrucciones" del titular pejotista, Fernando Espinoza, es más críptico. "Algunos de los partidos políticos que integraron el Frente para la Victoria hasta el año 2013 nos han manifestado que van a constituir otro frente electoral", se lee. Ahora bien: ¿qué significa ese "otro"? Era sabido que el kirchnerismo abandonaría las siglas del FpV, creado en 2003. ¿Ese "otro" es inclusivo?
Se abren dos escenarios:
Opción 1: que el PJ bonaerense no integre el (nombre aún sin copyright) "Frente Ciudadano", utilizando los sellos del sabatellista Nuevo Encuentro y el Miles de Luis D’Elía, entre otros, que llevaría a Cristina Fernández de Kirchner como candidata a senadora. Randazzo se postularía aparte con la marca justicialista. El histórico cacique de José C. Paz, Mario Ishii, ya se anotó para enfrentarlo.
Opción 2: que sí forme parte, por lo que la ex Presidenta (o a quien ella designe) se mediría con su ex funcionario (como postulante habilitado por el PJ) en las primarias de la alianza.
A modo de presión, luego de que el propio Espinoza y otros fueran a verlo a Randazzo para insistirle una vez más con la unidad, desde el Instituto Patria, búnker cristinista decorado por Oscar Parrilli, ayer dejaban abiertas ambas posibilidades, a la espera de una seducción de último momento por la lista única. Una definición supeditada a la cumbre que la ex Jefa de Estado mantendrá este mediodía con intendentes bonaerenses, sus leales y los que celebran más sus votos que sus monólogos. Como en medio de las frenéticas negociaciones todo puede estallar por los aires en cualquier momento, y a las palabras se las lleva el viento patagónico, el misterio se terminará de dilucidar cuando venza el plazo de la inscripción de las alianzas, que ayer fue extendido por el juez electoral provincial, Juan Manuel Culotta, a mañana a las 9.30.
En la entrevista a C5N, en la que deslizó su candidatura condicionada a la "unidad", Cristina Kirchner había prometido: "No enfrentaré a quien fue mi ministro 8 años". De nuevo, tiene dos alternativas para cumplirlo, siempre considerando que Randazzo siga sin aceptar el llamado a la unidad. Una, que no se postule y entronice a un delfín para confrontar con su ex ministro; y dos, que no sea candidata. Ésta última es la teoría que enarbola la tropa ferroviaria, aún cuando ya aparecieron afiches con fecha del supuesto lanzamiento de CFK para el martes 20, el Día de la Bandera.
Más allá de los $3,5 millones oficiales que le corresponderían al PJ bonaerenses para afrontar la campaña, como ya contó este diario, la duda es: ¿Tiene valor electoral el sello? Para el kirchnerismo no. La última elección legislativa que ganó por su marca fue en las del "voto bronca" de 2001, cuando Eduardo Duhalde le sacó 25 puntos a la Alianza. En 2005, la candidata oficial era su mujer, Hilda "Chiche" Duhalde, que perdió con tra una Cristina Kirchner de un FpV que luego, integrando al PJ provincial, perdió en 2009 (contra Francisco De Narváez) y 2013 (contra Sergio Massa).

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario