Noticias
Cargando...

El dólar de esta semana será clave en la definición de la suba de los combustibles

El dólar de esta semana será clave en la definición de la suba de los combustibles

Una fórmula determinará cuánto se retocarán los precios. Las petroleras están seguras de que en los primeros días ajustarán hacia arriba los precios de naftas y gasoil.
Mientras los grandes inversores y el Gobierno todavía se lamentan por la frustrada recategorización de Argentina como "país emergente", el común de la población se tomará la cabeza a partir de los primeros días de julio, cuando vea una consecuencia concreta del fallido ascenso en la consideración de los mercados. El dólar se disparó la semana pasada y, si se mantiene en los mismos niveles durante los próximos seis días hábiles (toda esta semana y el primer lunes de julio), se determinaría una suba de entre 3% y 5% en las naftas y de 4% en gasoil, lo que repercutirá en toda la economía.

No obstante, en los últimos días se deslizó la versión de que el Gobierno analiza en privado una posible postergación del ajuste hasta después de las elecciones, dado que confía en que la economía en su conjunto ahora sí empieza a crecer en forma sostenida y que julio tendrá la inflación más baja del año. El Ministerio de Energía, no obstante, se abstuvo de realizar comentarios.

Frente a la consulta de este diario, voceros de las petroleras dijeron no estar al tanto de esta versión y que, financieramente, no tendrían cómo afrontar una demora de este tipo. "No debería haber ningún elemento por el cual postergar la actualización de precios y será difícil para la industria si no se aplica un aumento", dijo una fuente. Desde YPF, en tanto, avisaron: "Si no suben los precios vamos a tener un problema: el 80% de nuestra caja depende de las ventas de combustibles, el downstream".

En principio, la chance suena ilógica, ya que antes de las legislativas de octubre debería haber otro incremento más. En ese caso, habría que demorar dos subas y enfrentar la inquina de las empresas, que solamente pudieron aumentar sus productos un 8% en enero y debieron bajar 2,6% el gasoil y 0,1% las naftas en abril. Sumado a que el año pasado los precios de las naftas crecieron 31% (varios puntos por debajo de la inflación), crearía un combo explosivo en un sector al que quiere "normalizar" y le ve gran potencial, como es el energético.

Sin embargo, ya hay antecedentes: los aumentos de luz y gas, que deberían ser semestrales (es decir, volver a modificarse en agosto y octubre), se pasaron para noviembre y diciembre, respectivamente. Incluso, está pendiente la revisión de una cláusula gatillo mediante la que los precios de la electricidad deberían incrementarse, ya que la inflación entre febrero y agosto del corriente año ya superó el 5%.

En enero, el Gobierno y las petroleras acordaron revisar los precios de los combustibles al principio de cada trimestre, en base al tipo de cambio, los valores del crudo y los biocombustibles, con una fórmula que no fue explicitada y apenas conocen funcionarios y ejecutivos del sector.

La industria, por el momento, tiene una sola certeza: tanto las naftas como el gasoil aumentarán en el comienzo del segundo semestre. Las naftas deberían incrementarse hasta un 5% y el gasoil un 4%. Así, se desprende que el tipo de cambio pesa mucho más en la fórmula que el precio del crudo, ya que este último se derrumbó en los últimos tres meses.

"De lo que estamos seguros es de que van a aumentar el próximo trimestre. Solamente hay que esperar lo que pase en esta semana con el dólar para definir el porcentaje", comentó una fuente del sector, que prefiere el anonimato. Desde otra de las principales empresas petroleras indicaron: "Hay un acuerdo que se tiene que cumplir. Esta semana es definitoria".

Cuando se efectivice la suba de los combustibles, habrá que mirar a MSCI (Morgan Stanley Capital Investment) y al presidente brasileño Michel Temer para encontrar la explicación, ya que los golpazos que representaron el audio que reveló la supuesta corrupción en Brasil primero y que Argentina siga siendo un "país fronterizo" después fueron las razones excluyentes que movieron al dólar en los últimos tres meses, desde los $ 15,50 que tenía como referencia a fines de marzo. Por otro lado, la baja del crudo en el mundo (de u$s 53 a u$s 45,50 por barril en el mercado de Londres en este trimestre), pesará muy poco en la ecuación.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas