Noticias
Cargando...

El atraso cambiario forzó al Gobierno a emitir a 100 años y tomó u$s 2750 millones

El atraso cambiario forzó al Gobierno a emitir a 100 años y tomó u$s 2750 millones

Aprovechó la baja de tasas a largo plazo en EE.UU. Pero la emisión fue necesaria porque el tipo de cambio fue menor al presupuestado para pagar el déficit fiscal


El Gobierno colocó ayer un bono a 100 años de plazo por u$s 2750 millones a una tasa de rendimiento de 7,9%, en un contexto en que se debate la política de mayor endeudamiento para financiar el déficit fiscal.
Según indicaron en el Ministerio de Finanzas, se trató de aprovechar la baja en la tasa de interés a largo plazo en EE.UU., en sus mínimos desde la asunción de Donald Trump, a pesar de que el riesgo país argentino todavía podría reducirse, y dar una señal a los mercados de que Argentina, con su historial de default, puede emitir un bono perpetuo.
La oportunidad de dar esta señal surgió porque el tipo de cambio promedio resultó menor al presupuestado ($ 17,92) a la hora de armar el programa financiero, por lo que el gobierno tuvo que emitir un adicional para cubrir el desfasaje y obtener los pesos necesarios para pagar el déficit fiscal, cuya meta se mantiene en 4,2% del PBI.
El mercado respondió favorablemente. A través de los bancos Citi, HSBC, acompañados por el Santander y el Nomura, el gobierno recibió órdenes por u$s 9750 millones, pero decidió colocar una cuarta parte.
El bono, bajo ley extranjera, pagará semestralmente un cupón de interés de 7,125% y amortizará al vencimiento. Los cupones costarán unos u$s 200 millones al año, según indicó Finanzas. Con este rendimiento, la duration del bono se reduce a 14 años.
Para el segundo semestre, el gobierno le resta emitir unos u$s 2600 millones en otras monedas -que podrían ser euros, francos o yenes- en el mercado internacional y unos u$s 3000 millones en el mercado local, que podría ser en pesos o en dólares. Y si el tipo de cambio se mantiene atrasado en la segunda parte del año, podrían tener que repetir la estrategia de colocar un bono adicional.
La emisión tiene varias "aristas", según indicó a los periodistas el ministro de Finanzas, Luis Caputo. "Es un sello de calidad, es un voto de confianza no sólo en esta administración sino en el país" y es "una buena oportunidad por el timing", ya que "salimos en el momento más bajo de tasas americanas largas en seis meses", dijo, ya que "lo que pagamos en esta emisión es lo mismo que pagaba EE.UU. por su deuda a largo plazo en la década de los 90". Sobre esa tasa libre de riesgo se suma el spread por el riesgo argentino.
Y se podría haber colocado un monto mayor: "No lo necesitábamos, tratamos de que en el mercado secundario los bonos "tradeen" bien para tener credibilidad con los inversores".
Según indicó, se venía hablando con los bancos la posibilidad de emitir un bono perpetuo y, ante la baja de tasas, se encontró un fondo de inversión receptivo -descartó que hubiera un "fondo ancla"- y se encaró la operación, principalmente, entre fondos dedicados a operaciones de largo plazo, en EE.UU., Europa, Asia y una porción muy pequeña entre locales.
Según las condiciones de emisión, el bono puede rescatarse en cualquier momento. Ante la consulta de si se haría si bajara el riesgo país, Caputo indicó: "Si crezco al 3% a 100 años, esta deuda dentro de 100 años no existe. Es el mismo cupón que tenes que pagar, ya sea que te endeudes a 3, 5, 7 o 10 años".
Y explicó que el costo promedio de la deuda se redujo al 4,75%, el mínimo en la historia. Y comparó los 7,125% que obtuvo ayer con el 13,5% a 30 años para cancelar la deuda con los holdouts. "¿Me puedo reir?", preguntó.
En tanto, minimizó el hecho de que los fondos que pudieran estar disponibles por el potencial ingreso de Argentina al índice de mercados emergentes, que Morgan Stanley decidirá hoy, hubieran podido mejorar las condiciones de colocación.
El ministro resaltó que la operación muestra "prudencia y responsabilidad". "Estamos aprovechando un momento de tasas muy bajas a nivel mundial y es importante, entonces, balancear los plazos de endeudamiento". Explicó que hoy 20% de la deuda está emitido a un año de plazo. "Financiarse a largo plazo y con tasas bajas es hacer una gestión responsable y cautelosa de nuestra deuda", añadió.
Hoy las calificaciones crediticias de Argentina son B3/B/B. Según indicó Caputo, esta emisión le puede "abrir los ojos a las calificadoras", porque "es una colocación de un nivel de calidad de alguien con más rating", advirtió.
Pese a las críticas sobre si el nivel de endeudamiento es sustentable, Caputo respondió que se trata de una "estrategia política" y que "problema de tamaño de deuda no hay". E indicó que a 2020, cuando Argentina alcance el equilibrio fiscal, el ratio de deuda sobre PBI será la mitad del que registre Brasil.
Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas