Noticias
Cargando...

Travesticidio: el único detenido se desligó del crimen

Travesticidio: el único detenido se desligó del crimen
A poco más de seis meses del travesticidio de Evelyn Rojas, de 26 años en Posadas, el único detenido por el caso decidió romper su silencio en reclusión y dar su versión de los hechos ante la Justicia.
Si bien su situación aún sigue siendo muy complicada, Ramón D.S.P. (25) se desligó del hecho y apuntó a otra persona.
Según detallaron fuentes ligadas al caso a El Territorio, Junior o Ramoncito -como es conocido- expresó que el responsable por el crimen es un hombre al que describió como "morocho", sin ahondar en mayores detalles. Lo habría visto en la estación abandonada la noche que mataron a golpes a su ex pareja.
Sus declaraciones fueron incorporadas al expediente del magistrado Fernando Verón, a cargo del Juzgado de Instrucción Tres, la última semana, precisaron los voceros. Sin embargo, no fue él quien compareció al banquillo, sino que lo hizo mediante un escrito confeccionado y entregado por su abogado defensor.
No obstante, las fuentes expuestas consignaron que la medida tiene "relativo valor procesal", debido a la inconsistencia de sus declaraciones, que no tiene mayores sustentos y no dan una pista concreta sobre la cual investigar.
Quien por ahora sigue siendo el único sospechoso había solicitado con insistencia una ampliación de indagatoria, algo que le fue otorgado y pactado para el viernes 21 de abril . Sin embargo, llegado el día, su defensor le aconsejó que se abstenga nuevamente -lo hizo luego de ser detenido-, por lo que la alternativa consensuada fue presentar mediante un escrito lo que tenía para decir.

Las pericias
Cuando se conoció el crimen, las pesquisas se posaron exclusivamente sobre Ramón D.S.P. (25), un hombre que vivía en situación de calle y tenía una relación sentimental desde hacía muchos años con la víctima. Incluso una mujer declaró que lo vio cargar a Evelyn hacía la estación -donde vivía- el mismo 27 de octubre.
Desde un principio, varias fuentes ligadas al caso expresaron que las pruebas genéticas relevadas en el lugar iban a ser fundamentales, pero no fue así. En el cuerpo de Evelyn no había material genético analizable de otra persona.
Los resultados de las pruebas, incorporados a la instrucción en marzo, ubicaron a Ramón en el lugar, pero era algo de esperarse puesto que allí dormía. Asimismo, se cree que Evelyn arañó a su asesino para defenderse, pero las muestras genéticas tomadas debajo de sus uñas no sirvieron para análisis.

El hecho
Evelyn Rojas (26) fue encontrada muerta en una fosa del interior de la antigua estación de servicios ubicada en la intersección de las avenidas Buchardo y Uruguay de la capital provincial. Estaba con rostro prácticamente desfigurado a causa de los golpes que le dieron fin a su vida.
Trabajadora de la noche, Evelyn era muy conocida en la zona y fue una amiga quien la encontró sin vida en ese lugar. Ignacia Galeano (50) había ido a llevarle alimentos y se topó con la tétrica escena. Se cree que murió entre las 2 de la madrugada de ese día y las 23 de la noche anterior.
"Hoy cociné bastante y le traje la comida porque hace tres días que no va a su casa y anda mal", expresó en su momento la mujer, describiendo así un cuadro de depresión por el cual estaba atravesando su amiga. Según ella, Evelyn había estado tomando bebidas alcohólicas durante varios días de forma descontrolada.
La misma noche que murió, Ignacia había encontrado a la víctima en la esquina donde habitualmente trabajaba -a una cuadra de la estación-, bebiendo vino en cajita. "Le saqué ese vino y en eso llegó la pareja y trajo otro vino. Le dije ‘para que traés eso si ella no aguanta más, no aguanta tomar más’", relató.
Haciendo caso omiso a la advertencia, el hoy detenido simplemente respondió: "Si yo también voy a tomar". "Ahí me quedé tranquila y entonces él le levantó al hombro y le trajo para acá (por la estación abandonada ). Yo miré, vigilé y entró acá", agregó, apuntando al indigente como el autor del crimen.
El implicado fue detenido en la Terminal de Ómnibus de San Vicente cuatro días después, el 31 de octubre. La Policía creía que aún estaba en Posadas, pero un testigo advirtió a la comisaría local que había un desconocido jactándose de haber matado a una persona en Posadas. Si bien no llevaba documentaciones encima, rápidamente lo reconocieron mediante una fotografía.
Ese mismo día por la tarde, se realizó una marcha en pedido de Justicia que fue presidida por sus familiares. Patricia Villalba (50), madre de la víctima, expresó que una sola persona no había podido haberle hecho semejante daño en el rostro. 
"Estamos muy aliviados de saber quién fue una de las personas que le hizo eso a Evelyn, pero creemos que fueron más", coincidió su hermano Benjamín (17). Según pudo saber este medio, el sospechoso hasta ahora no ha sido imputado.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas