Noticias
Cargando...

Los números de Rivoira para una renuncia anunciada

Los números de Rivoira para una renuncia anunciada
Ya había dejado en claro sus intenciones de alejarse luego de la derrota ante Villa Dálmine como local hace algunas fechas pero entre la dirigencia y jugadores lo convencieron de seguir un poco más. Fueron apenas dos partidos más ya que llegaron empates con Atlético Paraná y Brown para definitivamente alejarse del club.
Con apenas 33 por ciento de efectividad, el Chulo nunca pudo torcer el mal camino del equipo que venía en caída libre y luego de una gran campaña el torneo pasado, comenzó a decaer a tal punto que dejó sin el puesto a Miguel “Pico” Salinas en la fecha 15 tras la derrota 1 a 0 ante Almagro como visitante.
Por dos jornadas hubo interinato de Duré y Recalde, situación que ahora se podría repetir si no encuentran DT rápidamente. Después de aquel empate con Central Córdoba y derrota en Corrientes frente a Boca Unidos, llegaba el turno de la era Rivoira en Garupá. El mismo que con Atlético Tucumán había protagonizado pequeños incidentes con plateistas y declarando fuerte al término de aquel partido en relación al pasto de la cancha en 2014.
Ese experimentado DT llegaba con un buen cartel debido a su gran trayectoria dentro del ascenso pero poco pudo hacer para sacar al equipo del fondo de la tabla y si bien de local cayó en un solo juego, de visitante no le encontró la vuelta con dos puntos producto de empates con Chicago y Atlético Paraná mientras que después fueron siete derrotas.
Pero de local la cosa parecía funcionar pero esa racha adversa jugando fuera de Misiones se fue contagiando en casa a tal punto que el equipo no gana desde hace dos partidos en esa condición.
El principio no fue el mejor pese a que el equipo le ganaba bien a Independiente Rivadavia de Mendoza pero una jugada polémica le permitió al conjunto mendocino llevarse el empate. Aquella no devolución de la pelota denominada “falta de fair play” que Dolce cambió por gol y amargura en el debut del Chulo.
Ciclo iniciado de Rivoira con un tropezón pero no había mucho tiempo para pensar porque había que visitar a Santamarina y en Tandil fue derrota 2 a 0.
Por la fecha 20 llegó la primera alegría para Rivoira con triunfo 2 a 0 ante Flandria pero antes del receso y jugando afuera aparecía una nueva derrota, esta vez ante Juventud Unida en Gualeguaychú por 2 a 1.
Después del dilatado comienzo del campeonato por los conflictos de la AFA el 2017 comenzó con una sonrisa por la fecha 22 y ese triunfo 2 a 1 ante Los Andes en Misiones llenaba de ilusiones al mundo del Colectivero. Otra vez afuera y como si fuera monada corriente, derrota ante Estudiantes de San Luis por el partido postergado de la fecha 7, y Gimnasia de Jujuy 2 a 0, pero empate con Chicago en Mataderos y la cosa parecía mejorar teniendo en cuenta esa seguidilla afuera y la envergadura del último rival.
Se venía Argentinos a Misiones y un gran primer tiempo dejó muy cerca al equipo de una victoria pero la falta de contundencia hizo posible la recuperación del Bicho que terminó empatando y quedando más cerca de ganarlo, 1 a 1 y otra vez las dudas.
Instituto en Córdoba, justamente al último equipo al que Crucero derrotó de visitante hace más de 17 partidos, el desafío de la fecha 26 que otra vez se quedó en la nada ya que fue derrota 2 a 1.
Local ante Chacarita por la fecha 27 y un cómodo triunfo 2 a 0 ante uno de los que peleaba arriba, nada mal. Pero siempre el escollo era afuera y ahí aparece otra frustación ante San Martín de Tucumán en esa provincia por la fecha 28. Fue 1 a 0 y otra vez a Misiones con las manos vacías.
Libre en la fecha 29 para luego jugar en la 30 ante Estudiantes de San Luis y un cómodo 3 a 0 le daban aire en el desierto a un equipo que pese a hacer bien las cosas en su estadio, no podía sumar afuera y estaba en los puestos del fondo de la tabla.
La fecha 31 en los primeros días de mayo marcaba el camino casi cantado del alejamiento de Rivoira. Primero derrota en Pergamino con Douglas y agónica caída en Misiones frente a Villa Dálmine por 2 a 1. Ese día no hablaron los jugadores ni el DT, se olía a renuncia y de hecho la hubo, al menos en intensión pero lo convencieron y Rivoira decidió seguir una par de viajes más en el Colectivero.
Cuando se pensaba que la última parada era ante el pobre Atlético Paraná, el único equipo peor que Crucero en la tabla, llegó ese empate sin goles para desembocar en la última oportunidad. La de ayer, ante un Brown de Adrogué que jugó un poco mejor y pudo haberlo ganado pero el 1 a 1 en Santa Inés alcanzó para que el “Chulo” dijera basta y decidiera dar un paso al costado con apenas el 33 por ciento de los puntos obtenidos de 51 posibles. Fueron 17 partidos en los que ganó cuatro partidos, cinco empates y ocho derrotas.
Ahora habrá viaje a Puerto Madryn para la fecha 35 y las intenciones de contar rápido con un DT por parte de la dirigencia pueden apresurar los trámites pero es complicado y probablemente a ese compromiso el equipo se someta a un nuevo interinato de Duré y Recalde. Esta semana será muy agitada para el mundo crucerista que necesita dar vuelta la página rápidamente si no quiere sufrir con el promedio el campeonato que viene.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario