Noticias
Cargando...

Femicidio de María Belén en Iguazú: la semana que viene estará el cotejo de ADN y definirá la suerte del único sospechoso

Femicidio de María Belén en Iguazú: la semana que viene estará el cotejo de ADN y definirá la suerte del único sospechoso
La semana que viene llegará al juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú el resultado del cotejo de ADN que se está haciendo entre los pelos y restos de piel hallados en el cuerpo de adolescente María Belén Rivas (16), violada y estrangulada en esa localidad, y las muestras que le tomaron a Carlos Daniel Batista (23), el único acusado que tiene el caso.
La comparación genética la están haciendo profesionales del Parque de la Salud en Posadas, todo un avance, porque antes el trabajo complejo de ese tipo se hacía en Buenos Aires.
El magistrado Martín Brítes espera el resultado de ese estudio para resolver la situación procesal del sospechoso, al que distintos testigos ubicaron con la víctima la madrugada en que ocurrió el femicidio en el barrio Belén. Incluso los auriculares con los que la jovencita había sido vista escuchando música sola en una plaza del vecindario aparecieron en la casa del imputado.
Batista está siendo sometido a una pericia psiquiátrica y psicológica. En total serán tres sesiones, la última de las cuales se completará este viernes. De lo recabado hasta ahora surge que no tiene las facultades mentales alteradas. O sea, es imputable.
Para los detectives, lo único que falta para cerrar las pesquisas es la ubicación de la tablet de la adolescente, que estaba embarazada de poco más de seis meses al momento del crimen.
María Belén estuvo en la casa de unos amigos, de donde salió cerca de la medianoche del 1 de abril. Hay testigos que dicen que en el camino se encontró con un muchacho, cuyas características coincidirían con Batista. Sin embargo, después de estar un rato con ese joven, ella habría ido sola a la Plaza de los Niños del barrio Villa Alta, ya en la madrugada del domingo 2. Allí tenía wifi gratis, por lo que escuchaba música y miraba internet con su tablet. Haciendo eso la vieron muchos testigos que pasaron por el lugar. La última persona que la vio en ese espacio, ubicado frente a la comisaría Segunda y que tiene algunos carros hamburgueseros cerca, fue una comerciante. Quedó con la imagen de la jovencita con los auriculares puestos, mirando la pantalla de la tablet. Eso fue alrededor de las 4. Tres horas y media antes de que la hallaran muerta debajo de una casilla de mototaxis de la plaza del barrio Belén.
Batista fue arrestado al día siguiente. Con el avance de la investigación se supo que ambos eran íntimos amigos. Ahora el muchacho está acusado de “homicidio calificado criminis causa y aborto”.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario

Màs Leidas