Noticias
Cargando...

Debajo de las uñas de Belén hallaron restos de piel que podrían ser de su atacante

Debajo de las uñas de Belén hallaron restos de piel que podrían ser de su atacante
La autopsia iba a ser clave y vaya si lo fue. La investigación por la muerte de María Belén Rivas (16), hallada sin vida el domingo a la mañana en una plaza de Puerto Iguazú, dio un vuelco de 180 grados ayer, tras conocerse que la autopsia dictaminó como causa de muerte una asfixia por estrangulamiento.

El dato forense sorprendió a casi todos, ya que hasta el domingo a la noche la principal hipótesis hacia referencia a una posible sobredosis o intoxicación con alguna sustancia como causa del fallecimiento.

Cabe recordar que, en primera instancia, la Policía no había logrado divisar lesiones externas en el cuerpo de la víctima, aunque sí evidenciaron que estaba semidesnuda y que sus prendas íntimas  se hallaban a un costado.

Como consecuencia de ello, de forma preventiva, la Justicia instruyó el caso como hallazgo de cadáver, ya que la causa de muerte continuaba sin establecerse.

Sin embargo, la investigación viró de inmediato a un caso de homicidio, tras conocerse los resultados preliminares de la autopsia que se efectuó el lunes a primera hora en la morgue judicial de Posadas. La necropsia estuvo a cargo de la doctora Marlene Mendoza, en conjunto con Juan Antonio Galuppo, y el apoyo técnico de un equipo conformado por al menos diez profesionales más.  

De acuerdo a los datos obtenidos por El Territorio, la muerte se debió a una asfixia por estrangulamiento y, debajo de las uñas de la víctima, los forenses hallaron restos de piel que podrían pertenecer a su atacante, por lo que ahora la investigación viró hacia la búsqueda de un sospechoso, posibilidad que el domingo a la noche era casi impensado.

Esta contundente información disparó nuevos operativos y los procedimientos no tardaron en llegar. Cerca de las 17, efectivos de la Comisaría Segunda y otras dependencias de la Unidad Regional V, con el apoyo de la Dirección Homicidios, concretaron un allanamiento en el barrio Santa Rita, donde demoraron a Carlos Daniel B. (23).

El sujeto es por estas horas es el principal sospechoso del caso y en las próximas horas sería llevado a declarar ante la Justicia. Según las fuentes, este sujeto fue la última persona con la que fue vista la víctima y eso habría ocurrido el domingo alrededor de las 5 en la misma plaza del barrio Belén donde dos horas después fue hallado el cuerpo sin vida.

Autopsia: confirmaciones y pistas
En una buena medida tendiente a centralizar y a unificar la información, el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú,  brindó una conferencia de prensa por la tarde en la que brindó detalles de todo lo actuado hasta el momento.

Desde las instalaciones del Iturem (Iguazú Turismo Ente Municipal), Brites comenzó con cautela, aclarando que el informe de la autopsia es “preliminar”, un “adelanto” y es “no conclusivo” aún, ya que resta conocerse el resultado de los exámenes toxicológicos, los cuales podrían estar dentro de las 48 horas.

“La causa de muerte fue una asfixia por estrangulamiento. Asfixia que produjo secuelas físicas suficientes para quitarle la vida”, expresó el magistrado en sus primeras líneas.

Luego, explicó que en el examen forense también se advirtieron vestigios de relaciones sexuales, aunque aclaró que aún no se pudo establecer si eso se produjo durante un abuso o si se trató de una relación consentida.

Además, reveló que los especialistas que trabajaron sobre el cuerpo de la muchacha lograron recabar muestras y vestigios que serán susceptibles a futuros exámenes y cotejos genéticos, lo que si sin dudas es de vital importancia en este tipo de casos.

Respecto a la demora del sospechoso, el juez Brites prefirió no ahondar en detalles pero señaló que se trata de un “joven de Puerto Iguazú” y que durante un allanamiento en su vivienda “se secuestraron prendas de vestir” que serán peritadas a la brevedad.

Cabe recordar que en la víspera, la principal hipótesis se refería a una posible sobredosis o intoxicación, el cual surgió a partir de testimonios que daban cuenta de antecedentes en la joven por excesivas ingestas de alcohol y hasta un intento de suicido, inclusive.

También cabe mencionar que la muchacha cursaba un embarazo de entre seis y siete meses que desafortunadamente no pudo ser salvado.

“Mataron a una inocente y a su bebé”
Conocido los primeros resultados forenses, los familiares, amigos y vecinos de la víctima se reunieron en la plaza San Martín de Puerto Iguazú para reclamar justicia por su muerte.

El periodista Mario Antonowicz transmitió en vivo la movilización por internet y entrevistó a Patricia Frutos, tía de la víctima.
“Todo el mundo estaba diciendo que mi sobrina se había matado con una sobredosis. Nos lastimaron un montón con todo eso. Nadie sabe aún como murió mi sobrina. Lo único que sabemos es que mataron a nuestra nena. Mataron a una inocente y a su bebé. Lo único que pedimos es Justicia, no quiero que quede impune como otras muertes. La mataron como un perro y escondieron el cuerpito ahí abajo”, expresó la mujer entre lágrimas, mientras recibía el apoyo de todos los presentes.

Otro que habló con la prensa desde el lugar fue el abuelo de Belén, Antonio Frutos, quien aseguró que confía en la Justicia, pero se mostró disconforme con las primeras informaciones vertidas respecto al caso.

“Lo único que pedimos es justicia. Ella murió por asfixia y estrangulación, no es nada de sobredosis. Queremos que los culpables sean apresados. Hay tantas versiones en Iguazú, una plaza sin luz y unos vecinos que alertaron que mi nieta estaba pidiendo auxilio y nadie hizo nada”, señaló antes de dirigirse hacia las instalaciones del Iturem, donde se iba a realizar una conferencia de presa por parte de la Justicia y la Policía.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario