Noticias
Cargando...

La era Macri será negativa para la balanza comercial

La era Macri será negativa para la balanza comercial
El presupuesto para el 2017 ya lo anticipa: se espera que la Argentina tenga déficit de balanza comercial este año y en los que quedan del gobierno de Mauricio Macri. El motivo es estructural, ya que para contener la inflación, el Banco Central limitará la emisión de pesos y el déficit fiscal se cubrirá con deuda externa. Esto significará una amplia oferta de dólares por endeudamiento en los próximos años, que pondrán un techo a las eventuales subas y dificultarán las exportaciones argentinas.
¿Cuáles son las consecuencias de este atraso cambiario estructural? La consecuencia inmediata del atraso cambiario será que el único modo de mejorar la competitividad será bajando costos de producción internos y no a través del atajo devaluatorio. Para esto, el país deberá enfrentarse con uno de sus problemas sistémicos: el altísimo costo laboral (obras sociales, industria del juicio e impuestos).
¿Qué está pasando con los principales socios comerciales de la Argentina? El 20% de las exportaciones argentinas son hacia Brasil. Cuando tenemos en cuenta al resto de los países de América latina, este número crece al 35%. Asia es el siguiente bloque al que exporta nuestro país, con un 22% de nuestras exportaciones (China es el principal comprador asiático y representa el 7% del total). Tenemos finalmente a Europa con un 13% de nuestras exportaciones y a EE.UU. con un 6%. ¿Por qué es importante saber a qué países exportamos?
La relevancia tiene que ver con las proyecciones del tipo de cambio de los lugares a los que exportamos. En términos generales tenemos un dólar que se va haciendo cada vez más fuerte en el mundo, en especial en los países a quienes nosotros exportamos. Esta tendencia es simplemente muy mala para las exportaciones argentinas. Es el caso de América Latina en su conjunto y también de China, cuya moneda se encuentra en retroceso frente al dólar. Aunque en menor medida, el cuadro también es negativo en relación con la tendencia en la eurozona.
Un último punto a destacar tiene que ver con los principales productos que exporta el país: harina de soja, maíz, aceite de soja, autos y camiones. Si la desaceleración de China se intensifica o si entrara en recesión (en algún momento esto va a suceder), esto tendría un impacto claramente negativo en los precios de la soja y el maíz. En esa situación, la discusión acerca del tipo de cambio pasaría a un segundo plano.
La conclusión es tan obvia como conocida, pero exige de una gran convicción política para tomar cartas en el asunto. Para mejorar la situación exportadora de Argentina es necesario reducir sus costos de producción y también incentivar el inicio de la diversificación de la producción para que no seamos tan vulnerables a los vaivenes de los precios de la soja y el maíz.
¿Por qué es tan importante motorizar al sector exportador? Porque de otro modo no tendremos los dólares para pagar nuestras deudas con el exterior.

Share on Google Plus

Canal Cuatro Posadas

Canal 4 cumpliendo 20 años al Aire en Posadas, Misiones.
Publicar un comentario en la entrada